Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

PLAN DE LA JUNTA CONTRA LAS ALTAS TEMPERATURAS

Salud intensifica la vigilancia de 1.500 cordobeses con mayor riesgo ante la ola de calor

Hay que vigilar el sarpullido, la piel enrojecida y caliente y evitar la deshidratación en mayores y pacientes crónicos | Enfermeras han informado sobre los riesgos de la subida del termómetro a mayores de los apartamentos de Sama Naharro y también a usuarios de Proyecto Hombre

Campaña informativa de consejos contra las altas temperaturas celebrada este martes en los apartamentos de mayores de Sama Naharro. A.J. GONZÁLEZ

La Consejería de Salud y Familias realiza desde mayo a septiembre un especial seguimiento a unos 1.500 cordobeses que presentan un mayor riesgo de sufrir los efectos del intenso calor, según el Plan Andaluz de Prevención contra las Temperaturas Excesivas de la Junta. 

La enfermera gestora de casos del centro de salud de Huerta de la Reina Dori Muñoz señala que la población de mayor riesgo ante el calor son mayores 65 años, pacientes crónicos y polimedicados, personas que viven solas o que reciben pocas visitas, población sin hogar y niños menores de 5 años. 

«Las enfermeras hacemos llamadas telefónicas a estos pacientes de mayor riesgo. Les preguntamos si beben agua, si están bien hidratados o si necesitan que vayamos a visitarlos. En las visitas que con frecuencia se realizan a estas personas les damos consejos sobre cómo evitar las consecuencias del calor, información que la mayoría de mayores y enfermos crónicos conocen porque llevamos muchos años insistiéndoles y que también le trasladamos a sus cuidadores porque las personas con demencias y alzhéimer a veces no beben agua porque no tienen sensación de sed», expone Dori. Dentro de esta campaña preventiva, enfermeras de este centro de salud han estado este martes informando a mayores de los apartamentos de Sama Naharro (en los que viven 157 cordobeses) y el lunes aportaron información a usuarios de Proyecto Hombre.

Síntomas de una patología por calor

Los síntomas que pueden indicar que una persona de riesgo puede estar sufriendo una patología asociada al calor son sarpullido en la piel, piel caliente y enrojecida, sudoración y cansancio excesivos, así como calambres y mareos por deshidratación. Dori Muñoz advierte especialmente a los deportistas, muchos de ellos jóvenes, del riesgo que sufren si hacen actividad física en las horas más cálidas del día. 

Consejos para evitar que el calor afecte a la salud

Esta enfermera detalla que los consejos para evitar una patología por calor son evitar salir y exponerse al sol en las horas centrales del día; usar gorros y sombreros; beber agua o líquido saludable (al menos 5 vasos al día); usar prenda holgadas y claras y no efectuar comidas copiosas, sino ligeras, con abundancia de frutas y verduras.

A pesar de las altas temperaturas de la última semana, de momento en las urgencias del hospital Reina Sofía (generales y pediátricas) no se ha registrado una mayor afluencia de pacientes con descompensaciones por el calor, informó ayer este centro.   

Compartir el artículo

stats