El Corte Inglés sigue con la reordenación de su oferta y ha decidido vender dos locales ubicados en Sevilla y Córdoba, según han confirmado a Europa Press en fuentes de la compañía. En el caso de Córdoba se trata del edificio del antiguo Simago. Con la venta de estos dos locales en Andalucía, El Corte Inglés podría conseguir 50 millones de euros, según informa este martes El Confidencial. En el caso de Sevilla, la idea del grupo es desprenderse de un local especializado en deportes y cuya oferta pasará al centro cercano de Plaza del Duque de la Victoria.

Según ha podido saber Diario CÓRDOBA, el inmueble de la calle Jesús y María, donde El Corte Inglés tuvo un centro de oportunidades cerrado ya desde hace años, entra un paquete de locales que la compañía considera "no estratégicos". La empresa, es más, entiende que en Córdoba la oferta comercial está cubierta con los centros comerciales de Ronda de los Tejares y el Hipercor de Ronda de Córdoba.

La empresa estuvo en negociaciones con la propietaria del hotel de Colomera, en la plaza de las Tendillas, para que ésta se hiciera con el antiguo Simago y extendiera la actividad hotelera en la zona. Finalmente, la propietaria del Colomera compró el edificio de Duque de Hornachuelos para la ampliación del hotel. Fue a raíz de esta negociación que El Corte Inglés inició una innovación urbanística (ya efectuada) para cambiar el uso comercial del edificio y permitir la actividad hotelera.

Por otra parte, El Corte Inglés ha decidido cerrar en Madrid Serrano 52Man y concentrar toda la actividad de este centro en Serrano 47 Woman. De esta forma, el objetivo del grupo de distribución es agrupar toda su oferta comercial en el centro de Serrano 47, incluida la oferta gastronómica del Gourmet Experience, con los restaurantes de Street XO, de Dabiz Muñoz, el mexicano Salón Cascabel y Rocambolesc.

Esta decisión se materializará en agosto después de que la compañía presidida por Marta Álvarez haya decidido no renovar el contrato de alquiler del edificio de Serrano 52 Man.

Así, El Corte Inglés sigue el mismo esquema que el planeado para Castellana, Sanchinarro y El Bercial tras clausurar Vaguada y Parquesur, así como para Bilbao, donde concentrará toda su oferta en su emblemático centro de Gran Vía, ubicado en los números 7 y 9, a partir de este verano, tras cerrar el situado también en la misma calle, en el número 20.

De esta forma, el grupo de distribución reordenará su oferta en Madrid, Bilbao y Sevilla con el objetivo de lograr una mayor eficiencia y facilitar y mejorar la experiencia de compra de sus clientes.

En el caso de Bilbao, el cese de actividad en el centro de El Corte Inglés ubicado en Gran Víaa número 20 es también consecuencia de la no renovación del contrato de alquiler.

Tras el cierre de este centro, previsto para finales de julio, los aproximadamente 70 empleados se recolocarán en el edificio principal del grupo en la 'milla de oro' de Bilbao.