Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

CONSEJO RECTOR

Los terrenos de la antigua Noreña acogerán un centro para personas con discapacidad de Funlabor

La fundación ya solicitó un solar para el mismo fin en la parcela del Mercadona de Poniente pero la petición no prosperó

Solar de Noreña en el que Funlabor ha pedido espacio para construir un centro para discapacitados. FRANCISCO GONZÁLEZ

Los terrenos de la antigua Noreña acogerán un centro para discapacitados de la Fundación Cordobesa para la Integración Laboral de Discapacitados (Funlabor). El consejo rector de la Gerencia de Urbanismo de Córdoba tiene previsto admitir a trámite la solicitud realizada por Funlabor de lograr la cesión de una parcela de titularidad municipal de 1.951 metros situada en la calle Islas Cíes. En marzo de este año, Funlabor pidió a Urbanismo los terrenos para construir y poner en servicio "un centro residencial y de servicios para personas con capacidades diferentes de tipo intelectual" en un solar de forma rectangular que da a la avenida Arroyo del Moro y que se encuentra junto al centro de especialidades Castilla del Pino. La fundación prevé invertir 1,2 millones en esta iniciativa. Según indica el informe del servicio de Patrimonio y Contratación, el edificio tendrá planta baja más primera, espacio ajardinado e instalaciones deportivas.

No es la primera vez que Urbanismo toma una decisión en relación a una solicitud de suelo de Funlabor. El año pasado, la fundación pidió la cesión de una parcela municipal situada en la zona de Poniente, solicitud que finalmente no prosperó. El día en el que el punto se debatía en el consejo rector fue retirado. Previamente, el Consejo del Movimiento Ciudadano había advertido a Urbanismo que el solar solicitado estaba destinado para otro tipo de equipamiento. La parcela que demandaba Funlabor es la que está entre la prolongación de la avenida de Manolete y la calle Escritora Elena Quiroga, que el organismo municipal cedió en el 2014 a Mercadona.

En realidad el deseo de Funlabor de ejecutar un centro para discapacitados viene de antes. Funlabor solicitó en junio del 2018 un solar a Urbanismo para ese fin y en su petición ya aludía al espacio ubicado en la parte nueva del Zoco. Después, en mayo del 2019, la fundación presentó la memoria del proyecto que pretendía ejecutar, en la que aludía a "una residencia de 72 plazas para personas con capacidades diferentes de tipo intelectual" sobre un solar de 4.363 metros cuadrados. Además, en el 2021, volvió a incidir en la petición, en la que recordó los servicios básicos que esta residencia prestará, que son "atención a la salud, supervisión y orientación de las actividades de la vida diaria, dinamización socio-cultural y resolución de conflictos"; así como los opcionales, es decir, "servicios médicos y de higiene personal y de actividades de la vida diaria". Sin embargo, aquella solicitud no llegó a su fin.

Una vez que la petición de Funlabor sea aprobada, Urbanismo sacará a concurso la cesión del suelo.

Compartir el artículo

stats