Kiosco

Diario Córdoba

REPORTAJE

El viaje a la vida de Tariq y Yika

Tierra de Hombres necesita familias de acogida para traer a niños de países con menos recursos que están en lista de espera para operarse en Córdoba | Pronto se marcharán dos menores de Benin que se han recuperado

La labor de Tierra de Hombres

La labor de Tierra de Hombres Manuel Murillo

Para ver este vídeo regístrate en Diario Córdoba o inicia sesión si ya estás registrado.

La labor de Tierra de Hombres M.J. Raya

Tierra de Hombres, fundación que tiene como principal objetivo tramitar el desplazamiento y estancia de menores de países desfavorecidos para que sean operados en hospitales como el Reina Sofía de Córdoba, busca familias de acogida en la provincia cordobesa para acoger a más menores que están pendientes de una intervención y que necesitan un hogar mientras afrontan su problema de salud. La delegada de Tierra de Hombres en Córdoba, Cristina Camacho, explica que los niños que llegan a Córdoba o a otra ciudad mediante el programa Viaje hacia la vida de Tierra de Hombres vienen solos, sin sus familias de origen, y las familias de acogida saben que no podrán adoptar a ese menor. 

Cristina Camacho señala que la fundación se sustenta, sobre todo, de las ayudas privadas y donaciones de socios, y cuenta con voluntarios para acompañar a los niños que vienen a operarse. Camacho señala que desde el 2010, año en el que se constituyó la delegación de Tierra de Hombres en Córdoba, «hemos conseguido que sean intervenidos, gracias a la colaboración de la Consejería de Salud, 52 niños en el Reina Sofía. La mayoría presentaba graves cardiopatías. Ahora tenemos al menos a tres menores en espera para poder ser operados en Córdoba. Los pequeños suelen proceder de países como Marruecos, Senegal, Mauritania, Benin o Togo».

Cristina recalca que quienes se planteen la acogida de un niño, que viene a operarse a Córdoba mediante la labor de Tierra de Hombres, deben saber que ese menor no viene de vacaciones, sino que debe ser cuidado como un hijo propio, ya que se va a someter a una o varias intervenciones hospitalarias, normalmente operaciones delicadas, por lo que lo que esos pequeños pacientes deben contar con mucho cariño y dedicación mientras que están en una unidad de cuidados intensivos, en la planta del hospital o luego ya en el hogar cuando se encuentra mejor.

Pilar Martínez, con Yika, que ha sido operada con éxito del corazón. MANUEL MURILLO / CÓRDOBA

Una gran experiencia 

Cristina y su marido Caco, junto a sus dos hijas, son ya dos veteranos del acogimiento que impulsa Tierra de Hombres, dentro de su programa sanitario. El 24 de mayo esta familia inicio su sexta acogida. Este sexto acogido es Tariq, un niño de 2 años y medio de Benin. En el mismo avión de Tariq venía Yika a operarse también en Córdoba. Yika tiene tres años y vive con Pilar Martínez y Antonio Torrecilla, más la hija de Pilar y Antonio. Cristina expone que durante los meses más complicados de la pandemia han venido menos niños de otros países a Córdoba a operarse, mediante Viaje hacia la vida, pero «hemos entrado ya en la normalidad y se podría asumir que llegasen unos 8 niños por año, pero no contamos por ahora con familias voluntarias de acogida como para ello». 

En el caso concreto de Tariq, la delegada cordobesa de Tierra de Hombres destaca que llegó a Córdoba con un diagnóstico no certero, así que finalmente del problema cardiaco que presenta no se va a tener que operar, ya que no tiene intervención, aunque eso no va a suponer que no tenga calidad de vida. «Pero como estos niños, una vez que están aquí, vienen a curarse de todo lo que puedan estar padeciendo, pues a Tariq lo van a operar para solucionarle una sindactalia (unión de dos dedos). 

Contacto con la familia

Cristina cuenta que la familia de este pequeño de Benin va conociendo toda su evolución e informes médicos y también las vivencias de las que se está beneficiando durante su estancia en Córdoba. Esta cordobesa anima a otras familias a que se animen a acoger a niños con estos problemas de salud. La primera acogida que hicieron Cristina y Caco se remonta a 2016 y recalca que la mayoría de familias que se deciden a acoger terminan repitiendo porque «la sensación que produce es «muy buena y a nivel familiar es una experiencia espectacular». 

Un niño agradecido

Tariq, debido a su corta edad, apenas chapurreaba algunas palabras en francés cuando llegó a Córdoba. Pero Cristina y Caco no han tenido mucho problema para comunicarse con él. «Es un niño muy agradecido. Te hace mezcla de merci y gracias y te dice mercias. Sabe decir en nuestro idioma buenos días y buenas noches. Ha disfrutado una barbaridad en la Feria. Le encanta que salgamos al parque con su moto de plástico», relata Cristina. 

Por su parte, Yika pronto regresará a su país, pues ya fue intervenida con éxito en el hospital Reina Sofía de una grave cardiopatía que presentaba y los profesionales que la han tratado ya se la han curado. «Se suponía que tenía dos cositas que había que curar y al final fueron cinco», resalta Pilar Martínez, que trabaja como enfermera en el hospital Reina Sofía. 

«Nos animamos a la acogida, a través de una compañera de mi trabajo, que ya ha asumido dos acogimientos. La niña se ha adaptado fenomenal a estar en Córdoba, con nosotros, con nuestra hija y nuestra amiga Paqui, que me cubría cuando me tocaba trabajar. La niña ha disfrutado de la Semana Santa, de las cruces, de la feria o de la playa. Le gusta comer de todo, incluso comida que nunca había probado, como el helado, y duerme muy bien», subraya Pilar.  

«La echaremos de menos»

«A lo que menos se ha acostumbrado es al pan con aceite para desayunar, porque allí no toman eso. Aunque la vamos a echar mucho de menos, somos conscientes de que su familia en Benin sí que está contando los minutos para su vuelta. Y es normal que la añoren porque es un regalo de niña. Le hemos dado la oportunidad de que se recupere, pero ella sí que ha sido una oportunidad para nosotros. Animo a otras familias a que acojan, pero teniendo en cuenta que esto entraña dificultades, aunque también muchas satisfacción», remarca. Cualquier familia interesada en acoger a un niño pendiente de operarse puede contactar con Tierra de Hombres en Córdoba, teléfono 678362630.

Compartir el artículo

stats