Kiosco

Diario Córdoba

red viaria

El proyecto para quitar las curvas de la Cuesta del Espino prevé una nueva variante al oeste de la actual A-4

La actuación se divide en tres tramos, el más importante, el central, que se alejará de la actual carretera en un máximo de dos kilómetros y que será una curva abierta

La Cuesta del Espino. CÓRDOBA

El Gobierno ya ha sacado a información pública el anteproyecto que prevé actuar sobre la autovía del Sur, la A-4, a su paso por la provincia de Córdoba y en un tramo de actuación comprendido entre Villa del Río y La Carlota pasando por Montoro, Pedro Abad, El Carpio, Villafranca, Córdoba capital, La Victoria y La Carlota. Dentro de todas las actuaciones, todas encaminadas a mejorar la seguridad de la carretera y a aumentar su capacidad, hay algunas con más entidad que otras. Por ejemplo, para Montoro se habla directamente de construir una nueva variante. En Córdoba capital, la obra más esperada es la que prevé eliminar las curvas de la Cuesta del Espino para la que se han estudiado dos alternativas, entendiendo que una de ellas es la más óptima, aunque ambas se someten a información pública.

La alternativa a la Cuesta del Espino: una nueva variante

Ambas alternativas planean quitar la sucesión de curvas que hay ahora entre el punto kilométrico 413 y el punto kilométrico 421, es decir, entre la gasolinera Repsol que está cerca del restaurante El Álamo y hasta el enlace (más o menos) con la CO-3304. Toda la actuación se desarrollaría dentro del término municipal de Córdoba y en suelo no urbanizable rural sin grandes afecciones al planeamiento. De las dos alternativas, una cuesta casi 59 millones de euros y la otra se va hasta los 65,7 millones. El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), encargado de la remodelación, entiende que la alternativa más óptima es la más barata, analizando otras variables como pueden ser la conectividad con otras vías o la permeabilidad del terreno.

Propuesta para la eliminación de las curvas de la Cuesta del Espino. CÓRDOBA

[Pincha aquí para ampliar el gráfico]

¿En qué consiste la actuación? A grandes rasgos, el Mitma habla de hacer, prácticamente, una nueva variante que sortee las curvas y la pendiente actuales construida hacia el oeste de la actual carretera alejándose de la misma un máximo de dos kilómetros y hacerlo a través de una curva mucho más abierta y extensa.

La actuación estaría compuesta por tres tramos. El central es una variante de trazado y los de los extremos son el ajuste del trazado actual para cumplir con las exigencias de la normativa. Así quedaría la obra de elegirse la alternativa que el Mitma considera más óptima.

Primer tramo

El primer tramo engloba la zona comprendida entre el enlace del punto kilométrico 412'1 y el 414'15, en donde se separa del tronco actual. Consta de una curva de radio 1.500 metros que conecta con una de radio 1.000 metros que lo separa de la actual autovía. Esta curva sustituye a otras dos, del mismo sentido con radios 600 metros y 500 metros que están unidas por una pequeña recta. El alzado de esta zona se simplifica respecto del actual definiéndose como una pendiente máxima del 2% (sin excesiva diferencia con el que hay ahora). Esta rasante, como el propio trazado en planta, se han ajustado de forma que la nueva calzada no afecte a la estructura del enlace del punto 414'15. En él se han implantado glorietas que sustituyen a las intersecciones existentes y se han eliminado los ramales que proporcionan los movimientos hacia y desde Madrid. Estos movimientos se realizan a través de dos vías de servicio unidireccional.

Primer tramo de actuación. MITMA

Segundo tramo

El segundo tramo puede considerarse una variante pura que simplifica un trazado actual sinuoso compuesto por nueve curvas y fuertes inclinaciones que en algunas zonas alcanzan el 6%. Se extiende desde el enlace del punto kilométrico 414'150 (donde empiezan las curvas, poco antes del toro de Osborne) hasta el 420 en donde se sitúa sobre la calzada existente. El trazado en planta de este tramo consta de una curva a izquierdas de radio 1.400 de metros, flanqueada por dos de sentido contrario y con radios de 1.200 y 1.400 que la acercan al trazado actual de la A-4. La variante se realiza por el oeste de la autovía existente alejándose de ella, hasta un máximo de dos kilómetros, para rodear las escarpadas elevaciones presentes en la zona.

En el enlace del punto kilométrico 420 es necesaria una completa reposición para adaptarlo al nuevo trazado de la A-4. Se implantarán glorietas a ambos lados y debe ser repuesta su estructura de cruce sobre el tronco de la autovía. La glorieta del lado este del enlace se conecta con un vial bidireccional con la calzada este de la actual A-4. Igual operación se realiza en el enlace del punto 414'15.

El enlace con la N-331, emplazado en el punto kilométrico 417'5, deberá ser remodelado para ajustar sus ramales a la calzada que permanece en servicio de la actual A-4, por donde se repondrán sus movimientos hacia la nueva autovía.

Segundo tramo, abajo la actuación prevista, arriba las curvas actuales. MITMA

Tercer y último tramo

El último tramo consiste en el entronque de la variante descrita anteriormente con la A-4 actual, que se realiza con un trazado en planta cercano a ésta, compuesto por una curva a izquierdas de radio 1.440 metros y otra a derechas de 1.000 metros. Finaliza en el punto kilométrico 421'6 y dispone de una rasante, similar a la existente, que termina en una rampa uniforme al 5%.

Tercer tramo. MITMA

Compartir el artículo

stats