Kiosco

Diario Córdoba

INFRAESTRUCTURAS

Las obras de la terminal del aeropuerto de Córdoba afrontan su recta final

La primera fase ya ha concluido y el edificio de viajeros estará acabado después del verano tras una modificación del contrato que alarga el plazo de terminación a septiembre

Nuevo aspecto de la fachada del lado aire del aeropuerto de Córdoba. CÓRDOBA

Las obras de la terminal del aeropuerto de Córdoba afrontan su recta final. La primera fase de la remodelación ya ha concluido y lo que falta para culminar la reforma estará acabado tras el verano, según las previsiones que baraja la empresa estatal AENA. La actuación, que empezó hace casi un año y que debía estar terminada en un plazo de once meses, se alargará algo más de lo previsto al haber surgido actuaciones necesarias con las que no se contaba. De hecho, la empresa estatal AENA ha decidido ampliar en cinco meses el plazo y ha firmado una modificación de contrato con la adjudicataria que no afecta al presupuesto, que asciende a 1,5 millones, pero que lleva la terminación de la reforma a septiembre en vez de a abril de este año, que era la fecha que se barajaba.

Dentro de la primera fase recién ejecutada, y según fuentes de AENA, se han llevado a cabo trabajos de "impermeabilización del terminal, se ha sustituido el cartel identificativo de la fachada del lado aire y se ha terminado toda la planta superior", en la que se encuentran un aula de formación, el Centro de Coordinación Aeroportuaria y la oficina de meteorología, "de modo que el personal asignado a estas dependencias ya trabaja en la nueva ubicación". Este traslado permitirá, según añade la empresa, "desplegar el banco de tubos necesario para instalar el ascensor del núcleo de comunicación vertical previsto, que facilitará la conexión entre las dos plantas del terminal mediante dicho ascensor y unas escaleras", que se encuentran finalizadas. Además, durante esta primera fase se ha dejado "prácticamente concluida la sala de autoridades y se han terminado todos los aseos del edificio".

Aspecto que presenta el centro de coordinación de la terminal tras la reforma. CÓRDOBA

A partir de ahora la empresa encargada de reformar la terminal del aeropuerto se centrará en la adecuación de toda la zona de llegadas y recogida de equipajes, en la ampliación de la zona de embarque, en la remodelación de la zona de facturación y en la sustitución del suelo. A esto se unirán los trabajos necesarios para ampliar la red de hidrantes.

Las obras de remodelación de la terminal de viajeros empezaron hace un año y casi una década después de la ampliación de la pista, la intervención más esperada del aeropuerto que luego no ha dado los frutos deseados, ya que no ha habido ninguna empresa dispuesta a ofrecer vuelos regulares. Esta reforma permitirá que la terminal tenga capacidad para atender a 100.000 pasajeros al año, el triple que ahora. Esta transformación posibilitará atender vuelos comerciales de aeronaves de entre 70 y 90 pasajeros y para ello se está realizando una redistribución de superficies y mejora de las instalaciones.

Hace una década, cuando AENA trabajaba en la ampliación de la pista, en la que gastó 85 millones de euros, salió a concurso la construcción de una nueva terminal, proyecto que fue licitado pero que no llegó a adjudicarse. El coste de ese nuevo edificio eran 24 millones de euros, a los que habría que sumar el dinero necesario para los hangares y la plataforma, en total 53 millones que nunca se llegaron a invertir porque llegó la crisis económica y los proyectos fueron descartados. En vez de levantar un nuevo edificio, AENA ha optado por remodelar el existente con una inversión de poco más de un millón de euros. AENA adjudicó la reforma por 1.280.000 euros a una UTE conformada por las empresas Aeropuertos Obra Civil (Aocsa) y Sertec Ingeniería y Obras. Una vez ejecutada la reforma, ya solo falta la implantación de los procedimientos de vuelo por instrumentos, prevista por Enaire para este mismo año.

La ejecución de esta obra se ha dividido en cuatro fases. La primera es la ya concluida. La segunda fase consiste en la adecuación de la zona de llegadas y recogida de equipajes y ejecución de una nueva sala de autoridades. En cuanto a la tercera, se centrará en la zona de embarque, en la construcción de un núcleo de comunicación, en la ejecución de las nuevas dependencias de CECOA y de la oficina de meteorología, y en la sustitución de la escalera de acceso a la torre de control. Por último, la cuarta fase consistirá en la remodelación del área de facturación y en la sutitución del pavimento.

Compartir el artículo

stats