Kiosco

Diario Córdoba

crónica

Elecciones en la UCO: Tranquilidad tras la intensidad

La jornada electoral se celebra sin incidencias a destacar y tras una campaña donde los candidatos no dejaron de intercambiar comunicados | Las colas fueron protagonistas en el Rectorado a primera hora

27

Elecciones al Rectorado de la Universidad de Córdoba A.J.González

Quien no pertenezca a ninguno de los estamentos de la Universidad de Córdoba (UCO) está ajeno a lo que se cuece entre las paredes de la institución académica. Dimes y diretes, nerviosismo, calma tensa... Todo esto se entremezcló en la jornada electoral universitaria. Se celebra, además, justo un mes antes de que lleguen los comicios andaluces y, con respecto a la organización, las primeras no tienen nada que envidiarle a las autonómicas. Las mesas electorales son similares a las que se colocan cuando hay que votar al presidente o a la alcaldesa, con la diferencia de que en la UCO el escrutinio es público. La participación, también, y además se actualiza a cada hora en grandes pantallas en el epicentro de los lugares de votación, el Rectorado.

Allí votaron los candidatos, o el rector saliente, José Carlos Gómez Villamandos, y allí, en la avenida de Medina Azahara, se crearon las primeras grandes colas de la jornada, que desde la Sala Mudéjar iban hacia la planta baja. «La mayoría de los profesores venimos a primera hora para después irnos a dar clase. Además, hoy hace mucho calor y creo que esta es la mejor cola para votar», explicaba una de las docentes llamadas a las urnas.

En el Rectorado votaba todo el personal docente e investigador, también el personal de administración y servicios (PAS) -que acudió en masa a las urnas- y los estudiantes de máster y doctorado. Uno de ellos fue Víctor, que dejó una tierna imagen de la jornada cuando depositó su voto mientras cargaba en brazos a su perra Jara.

Tranquilidad

La jornada electoral discurrió con total normalidad, sin incidencias a destacar, y contrastó con una campaña intensa en la que ambos candidatos intercambiaron un número bastante alto de comunicados y casi que de acusaciones que acabaron por dar al traste con el debate. No hubo debate, aunque quienes acudían a votar tenían claro su voto.

El PDI y el PAS buscan una estabilización que se retrasa y con eso en mente echaron su voto a las urnas. Los estudiantes tienen como demanda la tercera convocatoria sin coste o conseguir un calendario mucho más consensuado.

Con sus intenciones bien claras, la comunidad universitaria participó en su propia fiesta de la democracia pensando en que el ganador tiene en su mano cambiar (o al menos intentarlo) las cosas. Las mesas se abrieron a las 9.00 horas y permanecieron recibiendo votantes hasta las 20.00 horas. La franja con mayor concentración fue la de la primera hora de la mañana, aunque muchos estudiantes que reciben clases por las tardes fueron más vespertinos.

Además del Rectorado, los estudiantes votaron en sus respectivos centros, estando disponibles para ello Rabanales y las facultades de Medicina y Enfermería, Filosofía y Letras, Derecho y Empresariales, Ciencias de la Educación, Ciencias del Trabajo (tanto en la sede de la Malmuerta como en el anexo de Medicina) y en la Politécnica de Belmez. H

Compartir el artículo

stats