Kiosco

Diario Córdoba

ACTO EN RABANALES

La UCO celebra su 50 cumpleaños con un gran día de 'acción de gracias'

José Carlos Gómez Villamandos se despide del cargo a tres días de las elecciones en las que se decidirá su relevo | El rector asegura que la campaña está siendo tranquila comparada con la del 2008

48

Gala del 50º aniversario de la Universidad de Córdoba Manuel Murillo

Pocos han salido hoy del salón de actos de Rabanales sin su reconocimiento bajo el brazo. La Universidad de Córdoba (UCO) ha celebrado este lunes el acto central del 50 cumpleaños de la institución, que se creó en septiembre de 1972, con un gran día de acción de Gracias, la palabra que más se ha repetido en boca de todos los protagonistas. El acto ha servido además como despedida del rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, a tres días de las elecciones del 19 de mayo en las que se decidirá la persona que lo relevará, y como recordatorio de los logros de los cincuenta años de historia de la institución y de los ocho de su mandato, por los que ha recibido el aplauso de los presentes. Para ello, él y su equipo han organizado una gala en el salón de actos del campus de Rabanales a la que no han faltado los estamentos que conforman la comunidad universitaria, junto a miembros de la sociedad civil y de las administraciones públicas, que en ciernes de unas elecciones autonómicas, viven días de precampaña de mucha presencia pública. Ya se sabe.

José Carlos Gómez Villamandos dejó claro a los medios antes de empezar que el objetivo fundamental de todo el acto era "agradecer a las instituciones ya la sociedad cordobesa la colaboración prestada a lo largo de 50 años". Y no faltó a la verdad, aunque cinco décadas de historia dan para mucho y el capítulo de reconocimientos se ha alargado durante dos horas y media. También aludió a la campaña electoral que tiene lugar estos días en la UCO, asegurando que está siendo "tranquila y relajada si se compara con la del 2008", en la que él y Manuel Torres compitieron para el puesto de rector. También agradeció que los candidatos hayan respetado su deseo de no involucrarlo en la campaña.

Cascada de reconocimientos

El acto arrancó con una actuación en diferido del Coro Averroes, proyectada en un vídeo, que dio paso a la entrega de distinciones a los rectores de la Universidad de Córdoba, a excepción de Amador Jover, ya fallecido.

José Carlos Gómez Villamandos agradeció a "las instituciones y la sociedad cordobesa" la colaboración prestada "a lo largo de 50 años" de historia de la UCO

decoration

A partir de ese momento, empezó la cascada de reconocimientos dirigidos a la sociedad civil, en la figura del Consejo Social, la Real Academia de Córdoba, la Federación de AVV Al Zahara, a los medios de comunicación (Diario CÓRDOBA, ABC, El día de Córdoba, Cordópolis, Aula Magna, Europa Press, Canal Sur, Onda Mezquita TV, PTV Córdoba, SER, Onda Cero, COPE), a las entidades bancarias más próximas a la UCO (Fundación Cajasol, Cajasur, Caja Rural del Sur, Fundación La Caixa y Fundación Universia) y al sector empresarial (AJE, Unión Profesional, Cámara de Comercio y CECO). En nombre de todos ellos, tomó la palabra el presidente de CECO, Antonio Díaz, que destacó el compromiso de la Universidad con la sociedad y cómo esta relación ha dado sus frutos a lo largo de los años. "Cada uno de los estamentos que estamos aquí hemos apostado por personas preparadas, formadas y cada vez más libres", aseguró.

El siguiente bloque de agradecimientos tuvo como receptores a los ayuntamientos de la provincia. Todos tenían su placa preparada, los 77 municipios de Córdoba, y aunque alguno no pudo acudir a la cita, la presencia fue aplastante. En nombre de los ediles, habló el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, que puso el acento en cómo la Universidad pública es una forma de "ascensor social" que ofrece a todos la oportunidad de formarse en igualdad de condiciones. También aprovechó la ocasión y la presencia de representantes de otras administraciones para pedir más financiación para los ayuntamientos como institución más cercana.

El alcalde de Montilla puso el acento en el "ascensor social" que supone la Universidad pública al permitir a todos formarse en igualdad de condiciones

decoration

Tras los alcaldes, recibieron la medalla de oro de la Universidad de Córdoba la Diputación de Córdoba, el Ayuntamiento de Córdoba y el Gobierno central, recogiendo las respectivas insignias sus representantes: Antonio Ruiz, José María Bellido y Rafaela Valenzuela.

La última medalla de oro fue para la Junta de Andalucía, que recibió en mano el presidente Juanma Moreno Bonilla, quien, como el resto, agradeció el gesto de la UCO, que definió como uno de los pilares de la transformación económica y social de Córdoba. También aprovechó para recordar que su equipo de gobierno ha dedicado parte de su esfuerzo a la búsqueda del encuentro con la universidad con la idea de "compartir, dialogar, aprender y defender que la educación superior goce de proyección para ofrecer su mejor versión, mejorando la financiación", comentó, "creo que estos cincuenta años deben servir de estímulo a todos de cómo una institución joven ha sabido cohesionar y vertebrar a una sociedad y canalizar el talento".

Por su parte, el rector Gómez Villamandos insistió en su intervención en que la Universidad de Córdoba no sería lo mismo sin la sociedad y Córdoba tampoco sería la misma sin la UCO. Haciendo honor al lema del cumpleaños, Universidad, patrimonio de todos, sacó pecho por la labor desarrollada por la institución desde su creación y su apuesta por ser "socio fiable" de las instituciones, involucrándose tanto en los grandes proyectos de la ciudad y la provincia como en los menos mediáticos "que nos hacen crecer como universidad y que la sociedad crezca y mejore". Luego hizo balance de los retos pendientes y recordó que tras muchos años peleando por una mejor financiación, finalmente se ha conseguido dar ese paso, por lo que puso tareas a sus sucesores. "En los próximos años tendremos que mejorar los indicadores y aprovechar las oportunidades de la base logística del Ejército de Tierra, así como consolidar Rabanales 21 y rentabilizar los campus de excelencia revitalizándolos", comentó.

Docentes, PAS y estudiantes

El acto no pasó por alto los tres estamentos sobre los que se sustenta la Universidad: docentes, personal de administración y servicios y estudiantes. El profesor Pedro Ruiz, próximo a jubilarse, ha hablado en nombre de los docentes; Magdalena López, del área de protocolo, ha sido la elegida para representar ante el público al Personal de Administración y Servicios, y Juan José Morente, presidente del Consejo de Estudiantes, ha dado voz a los estudiantes.

El catedrático de Literatura Pedro Ruiz destaca la transformación de la UCO y de la sociedad cordobesa durante estos 50 años

decoration

Mientras Pedro Ruiz, catedrático de Literatura, ha destacado el proceso de transformación experimentado a lo largo de 50 años por la Universidad de Córdoba y de la propia sociedad cordobesa, que han avanzado de la mano, y ha llamado a no dejarse llevar por la complacencia sino a utilizar el empuje del 50º aniversario para marcar un horizonte aún mejor que el pasado. Por su parte, Magdalena López, que prácticamente nació en la Universidad, porque su padre trabajaba en la institución, ha puesto en valor el papel del personal de administración y servicios, una función tan invisible como imprescindible para el avance de la UCO.

Por último, Juan José Morente, estudiante de ingeniería, expuso la visión del estudiantado, que lejos de preocuparse en su etapa universitaria de la excelencia o los ránkings de los centros en los que se forman, tienen la vista puesta en el componente más humano, desde "las tutorías a los apuntes heredados o "los piques por ver quién saca más nota estudiando menos". Las tres patas sobre las que se basa el edificio de la Universidad coincidieron en subrayar el orgullo de pertenencia a la UCO y en apuntar al futuro como clave para que la construcción siga viva. Y que cumpla al menos 50 años más.

Compartir el artículo

stats