La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba habilitará un aparcamiento provisional en la zona liberada hasta el inicio de las obras de la segunda fase de la avenida de Trassierra cuyo expediente arrancó esta semana, según ha informado la propia gerencia en una nota.

Así, según la citada información, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha culminado ya los trabajos de demolición de los edificios que permitirán la obra de ampliación proyectada en la avenida de Trassierra, en la parte que conectará la iglesia de las Margaritas hasta la rotonda que enlaza con glorieta Amadora.

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, en una visita al solar este fin de semana con el alcalde, José María Bellido, avanza que hasta el inicio de las actuaciones de ampliación se procederá a la pavimentación de la zona liberada tras el derribo de los edificios para que los vecinos puedan utilizarla de forma provisional como aparcamiento.

Urbanismo dio luz verde esta semana al inicio del proyecto para ampliar la avenida de Trassierra, pues el consejo rector de este organismo autónomo aprobó el pliego de condiciones que regirá el concurso para elegir a la empresa encargada de las obras.

La actuación prevista se centrará en el ensanche del tramo que discurre entre la calle Río Névalo a la vía Músico Tomás Luis de Victoria, para dotarlo de cuatro carriles como los que ya existen en el tramo final que conecta esta vía con la glorieta Amadora. La actuación tiene un coste de 1,5 millones de euros con un plazo de diez meses para su ejecución. Urbanismo inició en marzo el proceso de demolición de los inmuebles afectados por este proyecto de obra después de décadas de espera.