Kiosco

Diario Córdoba

EMPLEO / EL RETO DE LA CUALIFICACIÓN

Córdoba busca personal formado en un mercado falto de motivación

En determinados sectores hay más cursos que candidatos interesados en recibir formación | Randstad recomienda a los empleadores ofrecer salarios y otros beneficios como la conciliación

Un alumno recibe formación en la Fundación Laboral de la Construcción de Córdoba. ÓSCAR BARRIONUEVO

Hace meses que empresarios cordobeses de distintos sectores, desde la joyería al transporte, la construcción y la hostelería, vienen repitiendo el mismo mensaje de auxilio. Córdoba necesita personal cualificado y mano de obra especializada para cubrir los puestos que van quedando tras la jubilación de personal en muchos sectores y para atender las necesidades de sectores que durante los dos años de pandemia permanecieron paralizados o al ralentí y que ahora han vuelto a despegar al albor del esperado final de las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia.

Esta demanda insistente de profesionales especializados en multitud de tareas contrasta con las cifras de paro (más de 68.000 en la provincia, según el dato de abril) y con las vacantes que a menudo se producen en la oferta de cursos de formación para el empleo. Subvencionados y sin coste para los alumnos, estos cursos están diseñados para capacitar de forma rápida a personas sin trabajo y sin estudios suficientes como para tener variedad de opciones en un mercado laboral cada vez más exigente. Pese a ello y a que el porcentaje de inserción laboral es muy elevado, en muchos casos hay dificultad para cubrir los puestos ofertados, según las fuentes consultadas. En otros ámbitos, como la hostelería, el problema de inicio es que ni siquiera hay en Córdoba una escuela donde poder formar.

Según la Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía, tras diez años de parón formativo, en esta legislatura se ha puesto en marcha un nuevo sistema de licitación en régimen de contratación pública que permite ajustar la oferta a la demanda de las empresas. Las principales líneas de formación que se han puesto en marcha van dirigidas a cubrir puestos en la hostelería y el turismo, la construcción o docencia, para egresados sin experiencia. En Córdoba, se han ofertado cursos dirigidos al sector agrario, industria, comercio y transporte. Según las mismas fuentes, «en la provincia, esas actuaciones permitirán poner en marcha 500 cursos que beneficiarán a 7.500 personas, la mayoría desempleados».

Adecco recibe en mayo entre 200 y 400 peticiones diarias para puestos de hostelería

decoration

La Escuela de Joyería, dependiente de la Junta, ha puesto en marcha once cursos, de los cuales tres se están impartiendo ahora y queda uno pendiente de apertura de plazo (https://lajunta.es/2txii). En este caso, «todas las plazas se han cubierto, logrando un 72% de inserción laboral entre los que completaron la formación». La Escuela de Madera (http://lajunta.es/2efrb) tiene en marcha tres cursos, dos de los cuales, que se iniciarán el 30 de mayo, están en proceso de selección, y está abierto el plazo para seis cursos más. El porcentaje de inserción es del 70% (del 100% en el caso de la formación de mecanizado de piezas de madera con centros de control numérico), aunque no siempre se consigue completar todas las plazas ofertadas.

Según Lino Vargas, director de oficina de Randstad, «estamos detectando cierta escasez de empleo, en especial en todas aquellas actividades relacionadas con la hostelería, debido principalmente al incremento del turismo, una tendencia que, con el comienzo del buen tiempo, no se va a aminorar». Más allá del turismo, añade, «existe una alta demanda de personal cualificado en el sector industrial, donde escasean profesionales con titulación de formación profesional superior en ramas como la mecánica industrial, metal o automatización y robótica». Según Randstad, para paliar la escasez de talento, «los empleadores no solo deben ofrecer salarios y beneficios atractivos, sino ser conscientes de otros aspectos como la flexibilidad, las posibilidades de conciliación o un ambiente agradable, que también, son muy importantes».

La Junta ha ofertado cursos para el sector agrario, industria, comercio y transporte

decoration

En la misma línea, la directora de la empresa de trabajo temporal Adecco Córdoba, Ana Sánchez, coincide en que esta primavera se está registrando «una demanda brutal de mano de obra» y que hay un déficit de personal formado en muchos ámbitos. En concreto, apunta a la hostelería, «un sector muy tocado porque muchos profesionales se recondujeron durante la pandemia hacia otros trabajos y ahora no quieren volver porque tienen mejores horarios y condiciones laborales». El resultado es que este mes de mayo «estamos recibiendo entre 200 y 400 peticiones diarias de personal de hostelería y no hay ni camareros ni cocineros, jefes de sala, de barra o de limpieza suficientes para tal avalancha de solicitudes».

También hay escasez de personas con formación en packaging con manejo de herramientas informáticas y de titulados en FP2 de mecánica, electrónica o neumática. Según Ana Sánchez, «la precariedad y los bajos sueldos son un elemento que desmotiva a potenciales trabajadores, así como los horarios y la imposibilidad de conciliar trabajo y familia/ocio, elementos que no se compensan con salarios atractivos».

Según Ana Sánchez, cuentan con un número importante de jóvenes estudiantes que buscan sacar unos ingresos extra en la hostelería, «pero solo podemos contar con ellos los fines de semana, para banquetes, bodas y eventos sociales, cuando hay además una enorme demanda de personal para cubrir puestos entre semana». La urgencia para cubrir los huecos es tal que, aunque se están ofreciendo cursos, cuesta trabajo reclutar a gente y capacitarlos al ritmo que las empresas necesitan.

Compartir el artículo

stats