Kiosco

Diario Córdoba

datos de la consejería de hacienda

El gasto en juego en Córdoba repunta más de un 50% tras el desplome por el covid

Los cordobeses se dejan casi 138 millones de euros en el bingo, las tragaperras y las apuestas | Córdoba es la provincia donde menos inspecciones se realizan a los locales de juego

Dos hombres juegan a las máquinas tragaperras en un local. EFE

Los cordobeses gastaron en el año 2021 cerca de 138 millones de euros en juego, repartidos en casinos, bingos, máquinas tragaperras y apuestas deportivas. El dato lo ofrece anualmente la Consejería de Hacienda de la Junta y las cifras tienen que ver con el juego presencial, sin incluir aquellas apuestas que se hacen a través de internet. En el caso de Córdoba, ese volumen de negocio de casi 138 millones supuso un incremento de más de un 50% con respecto al año 2020, cuando el dato no llegó a los 92 millones debido, principalmente, a la pandemia del coronavirus.

El gasto en este tipo de apuestas y máquinas es todavía inferior al del 2019, cuando llegó a su máximo histórico. Según el registro de la Junta, en ese ejercicio los cordobeses desembolsaron más de 176 millones de euros en estos locales, una cifra nunca vista y que había ido en Voascenso desde el 2014.

Volumen de negocio

Con respecto al volumen de negocio generado durante el ejercicio pasado, la mayor parte de lo desembolsado por los cordobeses se concentró en las máquinas tragaperras, ya muy lejos se sitúa el bingo electrónico y aún más lejos las apuestas deportivas presenciales. Concretamente, los cordobeses gastaron más de 120 millones de euros en tragaperras, cerca de 10 millones en el bingo electrónico y casi ocho en apuestas deportivas.

La Junta ofrece también lo que se conoce como gasto real, que es el resultado de restarle a lo jugado lo que se ha ganado en premios. En este caso, el gasto real que generó el sector durante el año pasado fue de 35,5 millones.

Los datos del juego en Córdoba. R. AZAÑÓN

[Pincha aquí para ampliar el gráfico]

En el caso concreto de las máquinas tragaperras (denominadas máquinas B por la Junta de Andalucía), el gasto real extraído de los más de 120 millones de euros de desembolso fue de 36 millones. En la provincia, según la misma estadística, había el año pasado 2.706 máquinas de este tipo, 3,5 por cada 1.000 habitantes. El número de terminales siempre se ha situado en una horquilla de entre 2.500-3.000 máquinas alcanzando su número más alto en el 2019, cuando se contabilizaban en la provincia un total de 2.954 tragaperras.

Con respecto a las apuestas deportivas, el año pasado se contabilizaron 413 terminales presenciales donde poder jugar en Córdoba. El dato es el mismo que el año anterior y ligeramente inferior al de 2019, cuando había 447.

Inspecciones

En cuanto a las inspecciones de este tipo de locales y de terminales, la Junta realizó en 2021 un total de 34 (33 en salones de juego y uno en zonas de sorteos). Llama la atención que Córdoba fue la provincia donde menos inspecciones de este tipo se realizaron, apenas el 3% del total de Andalucía. Para hacerse una día de lo bajo de la cifra habría que observar el siguiente dato menos elevado, el de Huelva, donde las inspecciones rozaron las 80.

Además, se iniciaron 11 expedientes sancionadores a estos locales por no cumplir la normativa y se resolvieron 16.

La Junta ofrece también el dato de personas que tenían prohibido acceder a este tipo de locales, que el año pasado eran 1.011 en la provincia (746 hombres y 265 mujeres). El dato es muy inferior al del 2020, cuando el número de prohibidos rozaba los 2.700.

"El sector no se recupera"

A pesar de la mejoría de las cifras, el presidente de la Asociación Provincial Cordobesa de Operadores de Máquinas Recreativas (Aprocomar), Mariano Lambert, asegura que desde la pandemia "el sector no se recupera".

Según Lambert, solo en Córdoba capital se han cerrado "seis o siete" salones en los últimos meses, aunque en la provincia la situación es algo mejor. Desde Aprocomar achacan la caída a una pérdida de poder adquisitivo y también a un cambio en los gustos de los cordobeses. Según Lambert, "entre semana no hay nadie en la calle y todo se gasta el fin de semana en compañía de la familia".

Compartir el artículo

stats