Kiosco

Diario Córdoba

FIESTAS DE PRIMAVERA

Las cruces estallan en fiesta tras la lluvia y el granizo que aguaron la inauguración

Una tormenta y precipitaciones intermitentes dejan poca afluencia en las primeras horas de la cita, pero la noche trajo la bulla

23

Las Cruces de Mayo vuelven a Córdoba con lluvia, Juanma Moreno y buen ambiente Manuel Murillo/A.J.González

El primer día de las cruces de mayo más esperadas, tras dos años sin la tradicional fiesta por la pandemia, comenzó al mediodía de este jueves con amenazantes previsiones de lluvia y un tímido ambiente. No invitaba el tiempo a echarse a la calle y los peores presagios se cumplieron.

A esos de las 15.00 horas se abrió el cielo y un fuerte aguacero cayó sobre Córdoba, dejando cruces y calles desiertas, con el poco público asistente buscando refugio.

En el vídeo se aprecia la fuerte descarga de lluvia y granizo que dejó la tormenta en puntos como la Plaza de la Corredera.

Tormenta de lluvia y granizo en Córdoba

Tormenta de lluvia y granizo en Córdoba

"Por ahí vienen unos nubarrones muy negros", se escuchaba por Santa Marina, donde la estatua de Manolete lucía triste pese a estar engalanada con flores y una esbelta cruz. Los pocos valientes que seguían su empeño de inaugurar la fiesta se agrupaban bajo la carpa de la caseta para pedir las cervezas, a la espera de que amainase el aguacero para bailar las primeras sevillanas del año al aire libre y sin mascarilla.

Una tormenta primaveral "ha dado la bienvenida" a las cruces de mayo esta tarde en Córdoba. A. J. GONZÁLEZ

En plazas como la que ocupa la asociación de vecinos Huerta del Rey, los estudiantes habían aprovechado para tomar las primeras cañas o bailar al ritmo de la fusión flamenca. En la barra estaban tranquilos: "Todavía es pronto, pero esta tarde y sobre todo por la noche se va a llenar". No ocurría lo mismo en San Nicolás, donde por la mañana la cruz se observaba desde los bares aledaños mientras el personal terminaba de ultimar detalles. "No hemos abierto todavía porque queríamos asegurarnos de que todo estuviera listo para esta noche, que sí se va a llenar", comentaban tras la barra.

Baile antes de la lluvia de mediodía en la cruz de mayo de la Puerta de la Luna, de la asociación de vecinos Huerta del Rey. A. J. GONZÁLEZ

La cruz de San Hipólito, una de las más populares, contó con ambiente de estudiantes, visitantes y cordobeses desde primera hora, atraídos por la fuerte música. El Ayuntamiento es claro a ese respecto. A las 17.00 horas la música se cortaba en todas las instalaciones hasta las 20.00 horas, cuando el sol parecía abrirse camino junto con las expectativas de volver a vivir la fiesta como años anteriores. En la Cruz de la Asociación Sonrisa de Lunares, que este año acoge en su tablao de la Plaza del Potro las actuaciones de varias asociaciones de flamenco, daban la bienvenida al sol que asomaba al fin. Juan Calahorro se subirá al escenario a las 22.00 horas junto a la Asociación Senderos del Arte.

Ambiente en la plaza del Conde de Priego, en Santa Marina, tras el cese de las lluvias. MANUEL MURILLO

Con el cese de la lluvia regresó el movimiento a las cruces cordobesas, en las que comenzaron a concentrarse jóvenes y estudiantes. Como preveían asociaciones y hermandades, las bullas llegaron al esconderse el sol. Con la tregua dada por el tiempo, por fin se vivió con deseo el primer jueves de la esperada fiesta. La cruz de la plaza del Conde de Priego, en Santa Marina, se convirtió un año más en una de las más concurridas. Al igual que la del Bailío. Y esto solo acaba de empezar...

Animación en la cruz de la Cuesta del Bailío. MANUEL MURILLO

Compartir el artículo

stats