Kiosco

Diario Córdoba

PLENO MUNICIPAL

Los bomberos de Córdoba se ponen de nuevo en pie de guerra

Protestan por la reclamación que les ha hecho el Ayuntamiento para que devuelvan 200.000 euros y por la carencia de medios en los parques

Los bomberos se han puesto de espaldas a los capitulares, FRANCISCO GONZÁLEZ

Los bomberos de Córdoba han vuelto a protestar a las puertas de Capitulares y el pleno municipal que se celebra hoy para denunciar no solo la carencia de medios sino para quejarse la reclamación que les ha hecho el Ayuntamiento de Córdoba a 160 efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) que tendrán que devolver cerca de 200.000 euros, en cantidades que oscilan entre los 13 euros y los 1.800 euros por persona (en función del tiempo que llevan trabajando). La reclamación pretende subsanar "un error material en el pago de las nóminas de personal del SEIS" que se ha producido desde el año 2018 hasta la actualidad, según precisó hace unos días Bernardo Jordano, concejal de Recursos Humanos.

Los bomberos han sido desalojados finalmente del salón de plenos de manera pacífica pero con protestas en un elevado tono acústico que han incluido los habituales pitos y al grito de “fuera, fuera” y “Sola y Jordano iros de la mano”, para pedir la dimisión de María Luisa Sola, directora general de Recursos Humanos, y de Bernardo Jordano. Fuera del Ayuntamiento han empleado también pirotecnia y algunas muestras más gráficas de su enfado al bajarse literalmente los pantalones.

En el turno de ruegos y preguntas, el delegado de Recursos Humanos, Bernardo Jordano, ha pedido disculpas por las formas empleadas para comunicar la reclamación al SEIS, “no estuvimos finos”, ha dicho, pero ha hecho valer los informes técnicos y de la Intervención que apuntan la necesidad de reclamar esas cantidades, que ha dicho van desde los 13 euros hasta un máximo de 1.800 euros por bombero. Así mismo, asegura que que se ha brindado un fraccionamiento y un plan de pago para la devolución de dichas cantidades.

Críticas de la oposición

Los socialistas creen que hay una actitud “de falta de diálogo y soberbia política que no facilita la resolución de conflictos” desde que llegó el delegado de Recursos Humanos, Bernardo Jordano, al que Isabel Ambrosio le ha recordado que no está en el Ayuntamiento parra “dar clases magistrales de Derecho”.

La protesta laboral ha tenido eco entre los grupos de la oposición que han reclamado la asunción de responsabilidades por parte del equipo de gobierno. Desde IU, la concejala Alba Doblas ha enmarcado el ambiente capitular en una situación de “conflictividad laboral extrema por una absoluta dejadez y falta de gestión de Recursos Humanos”, que están afectando al SEIS y a los trabajadores de los museos municipales que han vuelto a amenazar con hacer huelga.

En esta línea, Paula Badanelli lamenta que de nuevo el personal municipal se haya tenido que echar a la calle por  razones “más que razonables”. Vox ha recordado que su formación lleva meses planteando que la Delegación de Recursos Humanos es “un absoluto caos” y pide “el cese fulminante de la directora de Recursos Humanos, que parece que es el enemigo en casa, y del delegado Bernardo Jordano”. 

Protesta de los bomberos a las puertas del Ayuntamiento. Francisco Gónzalez

La portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, ha mostrado su apoyo al SEIS, por la situación de “inseguridad e injusticia” que se ha creado. A juicio de esta edil no basta con “el informe de unos técnicos” para que se aplique la devolución de estos honorario, que van a ser “un palo grandísimo para 160 familias”.

Problemas técnicos

El portavoz del PP y delegado de Movilidad, Miguel Ángel Torrico, ha dicho que desde el gobierno local están trabajando para que los bomberos desarrollen su labor “en las mejores condiciones posibles” y que está trabajando para sacar 38 plazas nuevas, acometiendo la reforma del parque central y proyectando el futuro nuevo parque.

Respecto a las reivindicaciones laborales, Torrico ha indicado que se trata de “cuestiones técnicas o legales llevadas a cabo por los técnicos, en las que para nada ha intervenido la voluntad política”. Por ese motivo, el edil del PP considera que hay poco margen de maniobra. “Poco podemos decir porque se escapa absolutamente de la decisión política”, ha dicho.

Compartir el artículo

stats