Kiosco

Diario Córdoba

SE CELEBRA TRAS DOS AÑOS DE PARÓN POR LA PANDEMIA

Santo Domingo se reencuentra con su tradicional domingo romero

Catorce carrozas y numerosos caballos han llenado de colorido y alegría el itinerario

31

Una de las carrozas de la Romería de Santo Domingo.

De nuevo se ha vuelto a escuchar en Córdoba el sonido de los cohetes que anunciaban que la primavera cordobesa está volviendo a la normalidad. Lo corroboraba el repique de campanas y la música por sevillanas que desde bien temprano se escuchaba en la avenida de la República Argentina. Sombreros cordobeses, caballos, trajes de faralaes y caras ilusionadas completaban el decorado de una mañana que ha empezado algo nubosa y que al poco de ponerse en marcha la comitiva se ha plegado a la voluntad popular y ha empezado a lucir en todo su esplendor y el sol ha acompañado en todo el recorrido a los romeros, que han llegado al santuario de Santo Domingo poco antes del mediodía.

Sobre las 9,20 horas la Romería de Santo Domingo se ponía en marcha dos años después de que la tan sufrida pandemia obligara a la población a recluirse y guardar en los armarios los pertrechos festivos. En la primera carroza, de las catorce que componen la comitiva romera, el hermano mayor de la Hermandad de San Álvaro, Cándido Fernández, se mostraba pletórico ante esta vuelta a las calles y, junto con todos los demás miembros de la hermandad y representantes de peñas y asociaciones vecinales, se afanaba en repartir claveles a cuantas personas se han acercado a ver la cabalgata. Un numeroso séquito de jinetes y amazonas abría la comitiva con aire triunfal, tras haber superado la travesía del desierto que han supuesto las restricciones por el covid.

Para ornamentar las carrozas se han utilizado temas muy cordobeses, arcos (de muy diversos tipos, colores y tamaños), rejas, patios, macetas y monumentos legendarios que aportan un colorido que a pocos pasa desapercibido, además del buen humor, la música y las flores, las otras grandes protagonistas de las fechas que se aproximan.

“Después de dos años sin romería, la hemos tomado con más ilusión que otros años. Así que este año lo celebramos con mucho más entusiasmo”, decía el hermano mayor a los periodistas, con el fondo musical de Soy cordobés, y una sonrisa que evidenciaba su satisfacción por iniciar de nuevo la subida hasta el templo, donde se ofrece una misa de romeros, se procede a la elección de las mejores carrozas y caballos, y luego, “a divertirse”. Los premios recayeron en las siguientes entidades: La mejor carroza fue la de la Peña de Santiago. El segundo premio recayó en la Peña de San Lorenzo y el tercero, para la Peña Peina y Volantes. El premio especial de las carrozas fue para la Peña Coro Alminar. Asimismo se entregaron distinciones para caballistas y carruajes y uno especial, en recuerdo de Miguel Muñoz, instaurado por Fernando Mesa y José Muñoz, que fue para el carruaje de Francisco Peláez. Antes salir de la ciudad, la caravana hizo una parada para hacer la ofrenda floral en el monolito que rinde homenaje a las dos policías locales muertas tras el atraco al banco de Santander.

Una vez en el camino, Cándido Fernández hacía un llamamiento para que los cordobeses se sumen a la celebración, “que suban, que es una tradición muy antigua, que se le presta más atención a otras romerías que a esta y que se anime la gente joven a sumarse a estas tradiciones”.

Compartir el artículo

stats