Kiosco

Diario Córdoba

POLÍTICA

Rosa Aguilar anuncia su despedida de la política

La parlamentaria andaluza y exalcaldesa de Córdoba no volverá a concurrir a las elecciones ni a ostentar cargo público alguno. A nivel orgánico se hará cargo de los Cristianos Socialistas, una corriente interna del PSOE

18

Rosa Aguilar, durante el anuncio realizado este jueves de su despedida de la política A.J. González

Rosa Aguilar deja la política tras más de 3 décadas en activo (35 años desde que en 1987 tomó su primera acta de concejal) y después de haberlo sido casi todo en la vida pública. La actualmente parlamentaria andaluza y una de las políticas cordobesas de mayor proyección nacional anunció hoy, 21 de abril, en la sede del PSOE cordobés su jubilación de «la primera línea política», que alternará tan solo con la coordinación de una corriente interna del partido, Cristianos Socialistas, al que lleva unida desde que un 23 de abril del 2009 desembarcara en la Junta de Andalucía dejando la Alcaldía de Córdoba bajo las siglas de Izquierda Unida. «Me retiro de la primera línea de la política, pero mantengo intacto mi compromiso político, que viene conmigo, viaja conmigo, y está intacto para seguir sirviendo al partido, a las ideas en las que creo, hasta el final», afirmó. 

En su despedida pública, donde hizo un largo paréntesis de agradecimientos (entre los que incluyó a los críticos) y se emocionó al borde de las lágrimas al menos en dos ocasiones (cuando habló de compañeros que «ya no están» y de su familia), estuvo acompañada por el secretario general de los socialistas andaluces, Juan Espadas --que le agradeció «la valentía» por dar el paso y dijo que es "uno de los mejores ejemplos que tenemos en España y Andalucía de coherencia y compromiso político»--; por la secretaría general del PSOE de Córdoba, Rafi Crespín, y por sus dos antecesores: Antonio Ruiz y Juan Pablo Durán

«Me siento afortunada por el cariño, el afecto, el apoyo que he recibido», confesó pese a admitir que en el ámbito público ha vivido «momentos difíciles, de dolor, de sufrimiento». Por delante de todos ellos y aunque fue varias veces consejera andaluza y hasta ministra situó, sin dudarlo, su paso por la Alcaldía de Córdoba, su ciudad. «Es lo más importante que te puede pasar en la vida política», aseveró. La política defendió un modo de hacer política desde los valores, los que dijo ha mantenido desde que entró en política, militando con solo 15 años en un PCE aún clandestino para «mejorar la vida de la gente y conquistar espacios de libertad, igualdad y democracia». 

Con todo, no quiso hacer de su despedida un adiós sino un hasta luego y quedó «a disposición del partido, por convicción, para aquello que necesiten los compañeros de cualquier sitio, pueblo o ciudad». Así, Rosa Aguilar confesó que se despide tras una dilata carrera que ni ella imaginó tan larga, en la que asegura haber puesto «alma y corazón en todas y cada una de las responsabilidades» que ha tenido y a la que se ha entregado «por completo» quitándole horas a sus seres más queridos. 

«Dejo la primera línea de la política, no mi compromiso político. Los cordobeses van a tener siempre la mano tendida de Rosa», se despidió a su estilo, en tercera persona y con el nombre que no necesitaba ni apellido en las campañas electorales, y también con lágrimas en los ojos.

53

Rosa Aguilar, toda una vida dedicada a la política FRANCISCO GONZÁLEZ/A.J. GONZÁLEZ/SÁNCHEZ MORENO/JUAN MANUEL VACAS/EFE

Una larga trayectoria política

Rosa Aguilar Rivero (Córdoba, 1957), licenciada en Derecho por la Universidad de Sevilla en 1980, ejerció la abogacía hasta que en 1987 fue nombrada concejala en el Ayuntamiento de Córdoba, cargo que ostentó hasta 1991. Su entrada en política, no obstante, se había producido años antes, cuando con tan solo 17 años se afilió a un PCE aún clandestino, en 1974, y cuatro años más tarde en el sindicato CCOO. Entre 1990 y 1993 fue diputada del Parlamento andaluz por Izquierda Unida, y entre ese año y el 2000 fue diputada en el Congreso por la misma formación.

En 1999, en virtud de un pacto con el PSOE, fue nombrada alcaldesa de Córdoba, cargo que ocupó en tres mandatos (el segundo de ellos con mayoría) hasta su sorpresiva marcha a la consejería de Obras Públicas en el Gobierno del socialista José Antonio Griñán, un hecho que provocó un auténtico terremoto político en la ciudad. El 23 de abril de 2009 anunció que abandonaba la Alcaldía de Córdoba para incorporarse ese mismo día, como independiente (no fue hasta 2014 que se afilió al PSOE pese a que en un principio aseguró que no lo haría), al Gobierno de la Junta de Andalucía, lo que le valió la expulsión de IU, una formación con la que ya había mantenido numerosos desencuentros ideológicos. En una entrevista exclusiva a CÓRDOBA, Aguilar declaró: “No te pueden decir que sobras en la organización y si te vas llamarte traidora”.

El 21 de octubre del 2010 dejó su cargo en la Junta de Andalucía para irse a Madrid, donde estuvo hasta el final de aquella legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero frente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

En 2015 regresó a Andalucía, en esta ocasión como consejera de Cultura siendo ya presidenta Susana Díaz, hasta que en 2017 la nombró consejera de Justicia, un cargo que ocupó hasta 2019, cuando tras las elecciones del 2 de diciembre del 2018 los socialistas perdieron la Junta de Andalucía después de 37 años de gobierno. Desde entonces, Rosa Aguilar ha sido diputada por Córdoba (fue en la candidatura como número 2 después de Juan Pablo Durán en las elecciones del 2018) y durante estos años ha mantenido un perfil mediático bajo apenas roto hoy con el anuncio de su jubilación.

Compartir el artículo

stats