Kiosco

Diario Córdoba

Conflicto laboral

El seguimiento mayoritario en la huelga de los museos deja cerrados varios enclaves turísticos en plena Semana Santa

Solo el Museo Taurino ha abierto sus puertas con un único trabajador

Los sindicatos convocantes de la huelga, frente a las puertas del Alcázar.

El acercamiento de turistas hasta el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba es constante en la mañana de este Jueves Santo, algo que se veía venir con solo observar las jornadas previas al puente con largas colas frente a las puertas del que es uno de los monumentos más visitados de la ciudad. Sin embargo, el Alcázar mantiene sus puertas cerradas a cal y canto y lo seguirán estando hasta el Domingo de Resurrección, es decir, en plena Semana Santa. Lo mismo ocurre en el Museo Julio Romero de Torres y en los Baños Califales.

La razón, la huelga de los trabajadores de estos museos municipales, que ha sido secundada por la gran mayoría de la plantilla a excepción de un trabajador que sí ha abierto el Museo Taurino. Los sindicatos CCOO, UGT, CTA y CGT se han concentrado esta mañana frente a las puertas del Alcázar. Desde allí han vuelto a señalar al cogobierno de PP y Cs en el Ayuntamiento, y también directamente al alcalde, José María Bellido, a quien acusan de haber "menospreciado" a un sector "importantísimo" para la ciudad, como es el de los museos y el turístico, al no sentarse para poder llegar a un entendimiento.

El Museo Taurino sí ha abierto sus puertas. FRANCISCO GONZÁLEZ

Los trabajadores de estos museos exigen una renegociación del acuerdo alcanzado en 2019 y que por un defecto de forma (no pasó por la junta de gobierno local) parece no ser válido para el Ayuntamiento. Sin embargo, aseguran los empleados, ese acuerdo se está cumpliendo, por lo que exigen que se lleven a efectos ciertos postulados recogidos en el mismo.

Asegura la plantilla, formada por una veintena de trabajadores, que la deuda que tiene que el Ayuntamiento ahora mismo con los empleados es de unos 30.000 euros, una cifra que consideran "irrisoria" para unas arcas municipales, advierten, que están perdiendo más dinero teniendo los museos cerrados en plena Semana Santa.

Los datos que manejan los trabajadores se comparan con los del año 2019, año anterior a la pandemia. Calculan que con este cierre el número de turistas que dejan de visitar estos espacios es de unas 25.000 personas.

El sector turístico ya nota la huelga

Mientras, los empresarios que viven en parte del turismo, como la hostelería o los hoteles, han vuelto a insistir en que esta huelga tiene efectos muy negativos en su actividad. Lo ha comentado el presidente de Hostecor, Fran de la Torre, que ha hablado directamente de "boicot" y que ha incidido en que hay otras maneras de mostrar el malestar más allá de paralizar la actividad.

"Es increíble que después de crisis sanitarias , económicas, bélicas o la huelga de transportistas, ahora tengamos esto en nuestra propia ciudad", ha lamentado De la Torre, que ha asegurado que este paro ha provocado cancelaciones en la hostelería y que ha extendido el malestar también a las agencias de viajes, Aehcor o la mesa de turismo de CECO.

Compartir el artículo

stats