Kiosco

Diario Córdoba

CRÓNICA POLÍTICA

Benditas matemáticas

La escena nacional se come a la doméstica en una semana donde los ciudadanos no hemos dejado de hacer cuentas | El PP ya baila al ritmo de Tanxungeiras y en Córdoba, al son contemporáneo de Francesca Thyssen

El alcalde, la consejera de Cultura y Francesca Thyssen, en la inauguración de la muestra del Thyssen-Bornemiza.

Menos mal que la semana política ha venido agraciada con el principio matemático de la proporcionalidad inversa por el que si una magnitud aumenta, otra disminuye en la misma proporción. Así como quiera que la semana en el ámbito nacional ha venido con calculadora, con una subida desbocada de la inflación que amaga con llegar al 10%, con un plan nacional para frenar las consecuencias de la guerra en Ucrania, con el cheque gasóleo bonificado, con la gripalización de la pandemia y el fin de las cuarentenas, con los últimos coletazos de la huelga del transporte y el desabastecimiento de algunos productos, con la confirmación del giro copernicano de España respecto al Sáhara Occidental y, de colofón, dos tazas, con un congreso nacional del principal partido de la oposición que inaugura la era Alberto Núñez Feijóo, imaginarán que aquí en Córdoba no ha pasado prácticamente nada. ¡Benditas matemáticas!

El alcalde remata la semana con nombramiento (efecto colateral del principio matemático), después de que presentara el miércoles el Rali Sierra Morena e inaugurara el mercadillo de Adevida, asistiera el jueves a una audiencia real en el Palacio de la Zarzuela con el Grupo de Ciudades Patrimonio y terminara la agenda el viernes con la inauguración de la exposición de arte contemporáneo de Francesca Thyssen (Paquita ya para los cordobeses) en el C3A. Como quiera que el alcalde se desplazó el viernes a Sevilla para saludar a Cuca Gamarra y a Elías Bendodo, que junto a Feijóo serán las tanxugueiras que partirán el bacalao en el PP, terminó tocándole asiento en la nueva ejecutiva popular. Esperemos que el alcalde mantenga los pies sobre el suelo del Arenal.

Ahí, precisamente, el PCA vuelve a celebrar su fiesta de abril en Córdoba para conjurar la unidad lograda a la izquierda del PSOE, aunque se hayan caído del cartel los anticapitalistas de Teresa Rodríguez, un puñado de Más País y en cierto modo la propia Yolanda Díaz, que reconoció que su plataforma «no va a llegar a tiempo» a las elecciones andaluzas. Una unidad cogida con pinzas que urge afianzar, como recomendó la ministra Irene Montero en la inauguración de la fiesta, donde propuso recetas feministas para salir de la crisis.

El PCA quiere conjurar en su fiesta cordobesa la unidad lograda a la izquierda del PSOE

decoration

La ciudad, mientras tanto, se prepara para celebrar la Semana Santa después de dos años en el que hermandades y cofradías, en particular, y comedores de pipas y torrijas, en general, han estado en barbecho obligados por el covid. El sector hostelero calcula que cerrará para esos días 840 contratos nuevos, un 134% más que el año anterior.

No hay todavía estimación de los turistas que llegarán, pero si se le pregunta a la teniente de alcalde del ramo no dudará en tildar la previsión de «espectaculaaar» en sintonía con los datos que apuntan a que ya se ha recuperado en torno al 80% del turismo prepandémico.

Tienen Isabel Albás, Marián Aguilar (Promoción de la Ciudad) y Bernardo Jordano (Personal) que resolver antes del Viernes de Dolores el órdago lanzado por los trabajadores de los museos municipales, que han anunciado que harán huelga si no se resuelven las discrepancias que tienen con Recursos Humanos por el cómputo de horas trabajadas. Este conflicto laboral puede dejar a los visitantes sin conocer el Museo Julio Romero o el Alcázar que, por cierto, parece que estrenará, por fin, después del verano --y a pesar de los informes de la Intervención-- un espectáculo nocturno de luz, sonido y flamenco. Los museos también estrenarán en breve expendedores automáticos de entradas y venta on line.

Por otro lado, en el Ayuntamiento seguimos pendientes de dos temas con concomitancia judicial: el primero, sobre el fallo de las expropiaciones que se hicieron para la ampliación de la pista del aeropuerto hace 15 años (aún no se sabe si AENA recurrirá la sentencia e insistirá en pedir 20 millones); y el segundo, sobre Cosmos, en el que Urbanismo debe decidir si acatar la sentencia que permite valorizar a la cementera en Chinales o recurrir. Ser o no ser.

De los tribunales también han llegado unas medidas cautelares que paralizan el proceso administrativo abierto contra la exconcejala de Cs Eva Timoteo, --a la que le reclaman 70.999 euros por haber sido edil al mismo tiempo que procuradora--, que podría ser la única persona en la historia de la democracia a la que le terminara costando un pico su paso por Capitulares.

A falta, por el momento, de tensión en el ámbito municipal, los yonquis seguiremos con entusiasmo las elecciones a rector en la Universidad de Córdoba. Que gane el mejor.

Compartir el artículo

stats