Kiosco

Diario Córdoba

exigirán de nuevo un modelo de feria con construcciones permanentes

La falta de materiales y su alto coste complica el montaje de las casetas de la Feria de Córdoba

Hay poca disponibilidad de carpas o suelos y los precios se han disparado alrededor de "un 100%" | La Asociación de Casetas Populares avisa de que habrá algunos caseteros que no podrán abrir

Montaje de una caseta en una pasada edición de la Feria de Nuestra Señora de la Salud.

La Asociación de Casetas Populares advirtió ayer que con la situación actual el montaje de estos espacios para la Feria de Nuestra Señora de la Salud tiene poca viabilidad. Lo explicó a este periódico el presidente de la citada asociación, Alfonso Rosero, que entiende que los problemas vienen tanto de la subida de precios como de la falta de ciertos materiales y estructuras necesarios para el montaje de las casetas.

Rosero no puso en duda la celebración de la Feria de mayo, pero si avisó de los numerosos problemas que están teniendo aquellos que montan caseta en El Arenal. Por un lado, comentó el presidente de la Asociación de Casetas Populares, está el hecho de que este año la Feria de Abril de Sevilla se celebre más tarde de lo habitual (del 1 al 7 de mayo). Eso hace que la propia celebración de la fiesta en la capital andaluza se solape, prácticamente, con el montaje de la de Córdoba.

Hay muchas estructuras que se reutilizan en estas dos ferias, pero también en muchas otras. A esto se une que están teniendo problemas con los proveedores para poder contratar algunas de esas estructuras, sobre todo, añadió Rosero, suelos y carpas.

Este solape que se crea entre la celebración y el desmontaje de una feria y el montaje de la siguiente también provoca que los caseteros ya estén pensando en que los baños portátiles van a llegar "tardísimo". Supone un problema, añadió Rosero, porque estos elementos suelen colocarse los primeros al precisarse de una grúa para su colocación.

Los precios, disparados

Los caseteros, además, no son indemnes a la subida de los precios en el mercado. Rosero aseguró que en algunas ocasiones, materiales necesarios para las casetas han disparado su precio hasta "un 100%". A eso, recordó, hay que sumarle la factura energética, es decir, la luz y el agua que gastarán durante la celebración.

El coste para el montaje, entiende el presidente de la Asociación de Casetas Populares, "se ha duplicado", de ahí que pongan en duda la viabilidad. Y es que no solo suben los materiales o los costes energéticos, sino también el precio de los productos. El de los refrescos, por ejemplo, se estima que ha subido ya un 20% con respecto a ferias anteriores. Todo ello, apuntó Rosero, con la intención de que todas estas subidas no repercutan en los clientes.

Reunión con el Ayuntamiento

Toda esta problemática se pondrá encima de la mesa en la próxima reunión que los caseteros mantendrán con la delegada de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento, Marian Aguilar. El objetivo que persiguen los caseteros viene de lejos, y con estos argumentos propiciados por la inflación tendrán una buena baza para convencer al Consistorio. Y es que el objetivo último de quienes montan caseta es que cambie el modelo de Feria y que se pase del actual a un modelo de construcciones permanentes. Esto, recordó Rosero, supondría ahorrar muchos costes en años venideros.

En ese encuentro con Marian Aguilar también harán otra propuesta y es que se contemple la posibilidad de devolver la fianza (los caseteros admitidos tienen que depositar una fianza por si al final no montan la caseta) si al final algunos se echan para atrás con el montaje. "Los caseteros apostamos por la Feria, queremos montar las casetas y pagaremos la fianza", aseveró Rosero, quien sí insistió en que por muchas ganas que existan "algunos van a tener la imposibilidad de montarlas con los precios actuales del mercado, que lo hacen inviable".

El problema de Sevilla que podría llegar a Córdoba

Los caseteros de Sevilla han anunciado estos días que llevarán a cabo varios paros durante la Feria de Abril, pero también en otras celebraciones, como la Feria de Jerez. La razón esgrimida es que con la reforma laboral que acaba de entrar en vigor se hace imposible, dicen, respetar las horas máximas por jornada. Durante la semana de feria, los trabajadores pueden echar, fácilmente, 12 horas diarias de trabajo. Con la reforma laboral y la limitación a la contratación temporal, el máximo de horas serían ocho. Este problema no tendría por qué darse en Córdoba, donde el sistema de contratación poco tiene que ver con el de Sevilla o el de Jerez. Allí, un porcentaje altísimo de los montajes o de los caterings los lleva la Asociación Andaluza de Hostelería de Feria, que ha sido la que ha anunciado estos paros. La administración ha dicho que la solución es contratar a más personas, pero la asociación asegura que no hay disponibilidad de trabajadores.

Preguntado acerca de este asunto, el presidente de la Asociación de Casetas Populares de Córdoba, Alfonso Rosero, considera que puede haber ciertos caseteros que "sí se encuentren con ese problema". Pero también recuerda que en el caso de la Feria de Nuestra Señora de la Salud el abanico de contratación es "mucho más amplio" y el montaje de las casetas, así como los servicios que luego se dan en ellas, no se concentra en único colectivo.

Compartir el artículo

stats