Kiosco

Diario Córdoba

consejo de ministros

El ahorro de combustible para los transportistas será de entre 700 y 800 euros con el plan de choque

Las estaciones de servicio dejan claro que no tienen capacidad económica para adelantar la rebaja a los clientes

Camiones circulando por la autovía en Córdoba. MANUEL MURILLO

El plan de respuesta a la crisis de precios provocada por la guerra de Ucrania elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez incluye una rebaja de 20 céntimos por litro de combustible para todos los ciudadanos. Sin embargo, hay profesionales cuyas ganancias dependen directamente del precio de la gasolina y del diésel y que se verán bastante más beneficiados por apartados de este tipo. Sin ir más lejos, los transportistas, que durante las dos semanas anteriores (y esta también, aunque en menor medida) habían llamado al paro para protestar por los precios históricos de esos combustibles.

Aunque desde el sector reconocen que esta bonificación no es la panacea, sí la consideran una buena medida, al menos para empezar. El director de la Unión Sindical de Empresas y del Trabajo Autónomo de Andalucía (Usintra), Rafael Perales, hace una estimación con las variables básicas que se tienen por el momento para calcular cómo repercutirá esta rebaja en el bolsillo de los camioneros, una rebaja que se situaría entre los 700 y los 800 mensuales por vehículo pesado al mes.

Perales explica que, de media, los camiones de gran tonelaje recorren unos 12.000 kilómetros al año y gastan unos 48.000 litros de gasoil, por lo que la aplicación de la nueva medida (20 céntimos por litro) llevaría a un ahorro de unos 9.600 euros al año, unos 800 al mes.

El director de Usintra deja claro, eso sí, que es una media y que no consume lo mismo un camión rígido, que uno articulado o que lleve más o menos carga, por poner solo un ejemplo.

Aunque Perales explica que la medida "palia bastante los gastos por consumo de combustible", recuerda que estos gastos no son los únicos que afrontan los transportistas, que han visto como en los últimos meses han subido también los precios de los neumáticos, de los repuestos o de los talleres.

Transporte de viajeros

Otro sector cuyo negocio depende directamente del precio del combustible es el del transporte de viajeros. Inmaculada Alcántara, una de las encargadas de la empresa cordobesa Autocares Alcántara, entiende que "la medida es buena para todos, pero es insuficiente".

La subida del precio del combustible la han notado, y mucho, en esta empresa. Alcántara detalla que ellos cuentan con depósito propio en la nave de 3.000 litros. En 2021 se gastaban de media 3.000 euros semanales en llenarlo, ahora, asegura esta empresaria, llega a los 5.300 euros. Es decir, que al mes ahora mismo el gasto en combustible sería de más de 21.000 euros mensuales, por lo que el ahorro con la nueva medida rondaría los 4.000 euros (teniendo en cuenta que es una empresa con 20 vehículos).

Inmaculada Alcántara. MANUEL MURILLO

Aun así, Inmaculada Alcántara insisten en que la situación ahora mismo no es la mejor porque con la fluctuación de precios no puede cerrar presupuestos. Tampoco puede, añade, cambiar los del año pasado y que se ejecutan ahora, con unos precios de combustible mucho más altos y unas ganancias, por lo tanto, que ni siquiera existen.

En este caso, la empresa de transporte discrecional ya está incluyendo cláusulas en los contratos donde se detalla que el precio final puede variar acorde a las modificaciones que vaya sufriendo el valor del carburante.

Los taxistas tienen "muchas dudas"

También dependen en gran parte del precio del combustible el sector del taxi. Sin embargo, todos los taxistas consultados por este periódico han evitado pronunciarse al respecto, alegando que existen todavía ciertas dudas sobre la aplicación de la medida.

Las estaciones de servicio se preguntan cómo se ejecutará la rebaja

El presidente de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Córdoba, Rafael Larrea, cree que la rebaja es una medida que debe aplaudirse, aunque también expone las dudas del sector ante la forma de aplicar dicho descuento.

Larrea deja claro que las estaciones de servicio "no tenemos capacidad económica" para adelantar el descuento (es decir, para aplicar la rebaja de 20 céntimos directamente al cliente) y esperar a que luego el Gobierno se lo devuelva. A ello añade que de 4.000 estaciones de servicio que forman parte de la federación estatal, 3.000 son autónomos o pymes, por lo que soportar esa rebaja desde un principio, insiste, es imposible.

También expone una serie de propuestas que nacen de las estaciones de servicio, como rebajar de forma temporal el IVA de los carburantes del 21% al 10%, aumentar el tipo de profesionales que cuentan con la devolución del IVA o más líneas ICO de liquidez.

Compartir el artículo

stats