Kiosco

Diario Córdoba

ACTO DE LA BRIGADA GURZMÁN EL BUENO X

Un variado crisol de personas rinden homenaje a la bandera española en Córdoba

Desde la ucraniana Anna Kostyuk a tres generaciones de la familia Ruiz, por distintas razones, muestran su fidelidad a la nación

La familia Ruiz, tres generaciones que acudieron a jurar bandera en la avenida República Argentina.

Ciudadanos de todas los edades y profesiones, familias enteras de varias generaciones, como la familia Ruiz, e incluso ucranianos residentes en Córdoba, como Anna Kostyuk, mostraron este sábado su compromiso con la defensa nacional y con España al jurar bandera en el acto militar celebrado en la avenida República Argentina, organizado por la Brigada Guzmán el Bueno X, que fue seguido por muchos cordobeses en la calle y en los balcones. Elegantemente vestidos y emocionados, fueron desfilando uno a uno ante la enseña nacional, unos por honor y tradición, otros, como Anna Kostyuk, «en agradecimiento a cómo se están portando los españoles con nosotros».

Kostyuk estuvo arropada entre el público asistente al acto por ucranianos refugiados y residentes en Córdoba y voluntarios que blandieron la bandera ucraniana junto a la española. Residente en Córdoba desde hace 22 años, esta ucraniana dijo a este periódico que había querido jurar la bandera española «en agradecimiento a cómo se están portando los españoles con nosotros, nos están dando mucha fuerza y cariño, y nos sentimos además muy arropados por Córdoba».

Muy emocionada al hablar de cómo Rusia está destrozando su país y de la preocupación por su familia que permanece escondida en una casa cerca de Kiev, Anna Kostyuk se reconforta al pensar la mucha ayuda que están recibiendo los refugiados que llegan a Córdoba. Explica que en el centro comercial Los Azahares tienen un local donde recogen mantas, comida, material escolar y todo tipo de enseres básicos. Cuenta que su madre trabajaba en Córdoba en una casa como interna y ella se vino de vacaciones. Entonces se quedó aquí, se casó con un cordobés y tiene un hijo de 15 años. Además, desde hace 12 años regenta su propio negocio de venta y decoración de globos y regalos originales, mientras se vuelca con su país de origen. De hecho, para el próximo 3 de abril ha organizado en el Vial Norte un megaevento con globeros de toda España para recaudar fondos. "Haremos una bandera gigantesca con globos y se podrán comprar galletas, camisetas, banderas...", explicaba Kostyuk.

Entre los civiles presentes en el acto se encontraba también la familia Ruiz. Tres generaciones que quisieron acudir juntas a rendir su respeto a la bandera española, acompañando al abuelo, de 91 años, militar jubilado de comandante, que estuvo en Cerro Muriano y en el Gobierno Militar de Córdoba, tras haber pasado por Ceuta y Melilla. El patriarca de la familia acudió acompañado de sus dos hijas y dos nietos y faltó la cuarta generación, una biznieta de cinco meses a la que no dejaron pasar. Rosalía Ruiz, una de las hijas, reconoció que la vida militar la han vivido de siempre en su familia, en la que su bisabuelo fue legionario y además su hermano es Guardia civil y tienen otros familiares policías locales y nacionales. «Nos parecía un acto bonito para vivirlo en familia», reconoció a este periódico Rosalía Ruiz y contaba la emoción de su padre que «está muy bien» y ha podido revivir la solemnidad castrense, siendo la primera vez que juraba bandera.

Compartir el artículo

stats