Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

REPORTAJE

Cordobeses solidarios con el pueblo saharaui

Córdoba nunca le ha dado la espalda al Sáhara, le ha enviado ayuda y ha recibido en sus casas a más de 5.000 niños | Acansa y Grupo Jaima, dolidos con el giro de guion

Vacaciones en Córdoba: Niños saharauis llegados a la provincia antes de la pandemia, gracias a Acansa.

«Los lazos de la población cordobesa son más que fuertes con la población saharaui», asegura la presidenta de la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños y Niñas Saharauis (Acansa), Ana Isabel Ramos, que pone en valor la cantidad de ayuda humanitaria que consiguen recaudar para este pueblo, así como la acogida en sus hogares a más de 5.000 niños y niñas desde 1994 en que se creó la asociación. También lo cree la otra asociación que lidera en Córdoba el apoyo a los refugiados saharauis, grupo Jaima, pero ambas asociaciones sienten «indignación», «tristeza», «traición» ante el giro que el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado con respecto a la causa, apoyando a Marruecos frente a la autodeterminación que pide la población saharaui.

La presidenta de Acansa, Ana Isabel Ramos, asegura que «nosotros seguiremos trabajando como hasta ahora, del lado del pueblo saharaui para que mejoren sus condiciones y consigan su libertad». Muestra su «total indignación» ante la nueva postura del Gobierno socialista frente al conflicto, que «es difícil de entender» por todo el movimiento de solidaridad, las familias y el Frente Solidario. Recuerda que es un pueblo -unas 200.000 personas- que vive en campamentos en el Sáhara, en un ambiente físico y político hostil, sin agua, viviendo eh jaimas y casas de adobe y que necesita de la ayuda humanitaria. Y esa ayuda, junto a la concienciación, es lo que Acansa lleva durante 27 años realizando en Córdoba, en coordinación con el resto de provincias andaluzas.

Programa Vacaciones en Paz

Ramos explica que su mayor programa, el más visible, es el de Vacaciones en Paz, con el que traen cada año a Córdoba a más de 160 niños para que durante los meses de julio y agosto puedan pasar en la provincia, con familias de acogida, unas vacaciones distintas, lejos del ambiente del desierto. La pandemia ha obligado a suspender el programa dos años pero ya están preparando la llegada de unos 160 niños para este verano, que «el Polisario ha decidido que sean nacidos en el 2014, con 8 años, de forma que puedan repetir, hasta los 12 años si lo desean, sus vacaciones con las familias que los acojan», explica Ramos. «Es importante que conozcan un espacio en paz, tienen revisiones médicas, alimentación buena y se crea un vínculo muy importante entre las familias de aquí y de allí, es como tener otra familia en España», señala la presidenta de Acansa. Otra actividad con mucha repercusión es la Caravana por la Paz, de ayuda humanitaria, que ya preparan para enviar a finales de abril. «Vamos a enviar dos camiones, de los que ya hemos llenado uno y ahora estamos recogiendo en los pueblos alimentos para llenar otro», dice Ana Isabel Ramos. Además, esta Semana Santa viajarán a los campamentos de Tinduf con comisiones médicas, de forma que realizarán un programa de salud bucodental y otro de matronas, con el que llevarán material para asistencia a partos. Aparte, realizan actuaciones en colegios. Ramos admite que en Córdoba reciben para sus proyectos ayuda del Ayuntamiento de Córdoba y la Diputación, pero también de la mayoría de ayuntamientos de la provincia, de la Fundación Cajasur o del Córdoba CF, que tiene allí una escuela deportiva.

Indignación, tristeza o decepción son las palabras de los colectivos respecto a la nueva política

decoration

Grupo Jaima

Mucha es también la labor desarrollada por otra asociación volcada con el pueblo saharaui. Grupo Jaima, constituido en su mayoría por mujeres que trabajan de forma voluntaria, se constituyó en 1995 y desde entonces realiza una importante labor de concienciación y sensibilización a la ciudadanía para «poner encima de la mesa la situación del pueblo saharaui y que se les permita decidir qué quieren hacer», afirma Nieves Poyato, miembro de este colectivo. Por eso, la nueva postura del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al Sáhara «ha sido para nosotros una sorpresa y una decepción porque una vez más del Gobierno de España vuelve a abandonar a este pueblo, como lo hizo en 1975, cuando se fue por la puerta de atrás sin hacer una descolonización como debería», señala Poyato. Esta asociación participa en el programa municipal Solidaridad, tarea de todos y todas, con otras asociaciones, llevando talleres formativos a los institutos. El de grupo Jaima se denomina Sahara en el corazón. También participa de manera activa dentro de la coordinadora Córdoba Solidaria. 

Nieves Poyato subraya un programa que les gustaría recuperar, el de Jóvenes cooperantes, en colaboración con el Ayuntamiento, con el que enviaban a jóvenes a conocer los campamentos para conocer su realidad. 

Compartir el artículo

stats