Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

NUEVA ETAPA EN EL CONTROL DE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Unos 4.000 pacientes covid leves en Córdoba podrán dejar el aislamiento el lunes

Las pruebas se harán solo a los pacientes vulnerables y al personal sanitario / La provincia dejará atrás las cuarentenas leves con un 2,5% de ocupación hospitalaria

El correcto uso de mascarilla será clave con la eliminación de las cuarentenas para frenar el virus. MANUEL MURILLO

Córdoba, como el resto de España, está a punto de iniciar una nueva etapa de control de la pandemia de coronavirus, una que arrancará el lunes en la que los positivos leves y asintomáticos no tendrán que permanecer en cuarentena como hasta ahora y en la que Salud solo monitorizará con pruebas diagnósticas a personas con factores de vulnerabilidad, ya sean casos graves, mayores de 60 años, inmunodeprimidos, embarazadas o personal del ámbito sanitario y sociosanitario. 

Según los datos diarios del Instituto de Estadística de Andalucía, en la provincia de Córdoba hay en este momento en torno a 4.060 casos confirmados y activos de coronavirus, ya que de los 143.295 positivos acumulados desde que empezó la pandemia, 138.452 están recuperados y 1.325 han fallecido. El resto son cordobeses que se han contagiado y hasta el momento, no se han incorporado al grupo de los recuperados, ya sea porque están ingresados o en fase de cuarentena. De esas más de 4.000 personas, 59 son casos agudos o muy graves que están siendo atendidos en centros hospitalarios y el resto son casos leves, cuyos síntomas están siendo tratados con fármacos en casa, o asintomáticos. Esos aproximadamente 4.000 cordobeses contagiados pero con pocos o ningún síntomas, una cifra que podría variar algo en los dos próximos días en función de las altas y nuevos contagios que se confirmen, serán los que el lunes reciban la carta de libertad para abandonar el confinamiento de siete días al que estaban obligados hasta ahora. 

A un lado los riesgo sanitarios y a otro los sociales y económicos

Los parámetros epidemiológicos parecen indicar a los expertos que, poniendo en la balanza los riesgos sanitarios ante un posible aumento de contagios y los riesgos sociales y económicos de alargar en el tiempo aún más esta medida, lo mejor es acabar con los aislamientos. Los parámetros, sin embargo, no son iguales en todos los territorios. 

Atendiendo al último informe del Ministerio de Salud sobre esas variables, se puede decir que Andalucía es una de las cuatro comunidades, junto con Castilla la Mancha, Madrid y Melilla con mejores indicadores, ya que hasta ayer tenía una incidencia por debajo de 300 casos por cien mil y un porcentaje de ocupación de camas hospitalarias de casos agudos por covid del 3,3% así como una ocupación de camas uci del 4%, lejos de comunidades como Cataluña, con un 13% y un 9% respectivamente o Canarias con un 9,1% y un 8,7%, respectivamente. 

La situación en Córdoba, con una incidencia ligeramente superior a 300, es de un 2,5% de ocupación de las camas hospitalarias por covid (en los peores momentos fue 8 veces más alta) y un 6,9% de las camas uci. Según Inmaculada Salcedo, jefa de Medicina Preventiva y Salud Pública del hospital Reina Sofía y portavoz del grupo asesor de expertos para el coronavirus en Andalucía, en este momento de la pandemia, más que la incidencia, la ocupación hospitalaria es uno de los indicadores claves, «ya que refleja el porcentaje de pacientes graves respecto al total de infectados y ahora mismo es muy bajo».

«La clave será no dejar de vigilar la incidencia y la hospitalización»

En su opinión, es un buen momento para eliminar la obligatoriedad de las cuarentenas a los infectados leves o asintomáticos «siempre que se mantengan tres cosas, la mascarilla en interior en centros sanitarios y en espacios donde no se pueda garantizar la distancia de seguridad, el seguimiento con pruebas diagnósticas de los pacientes graves y vulnerables y la vigilancia epidemiológica permanente, tanto de la incidencia acumulada como de los hospitales, esto va a ser clave». Para la experta en Salud Pública, «no debemos pensar que el covid es un catarro y no pasa nada ni alarmarnos porque suba la incidencia mientras la mayoría de casos sean leves».

Una joven con mascarilla y en patinete en la calle Cruz Conde de Córdoba. MANUEL MURILLO

"¿Nuevas olas? No descarto nada, pero no es previsible"

En lo que insiste es en que «necesitamos recabar datos a diario, incluidos sábados y domingos, para saber en todo momento qué está pasando y adoptar medidas en caso necesario». Salcedo considera que no se pueden descartar nuevas olas -«no descarto nada porque estamos ante un virus muy contagioso y pueden aparecer nuevas cepas», pero lo previsible es que de ahora en adelante «haya pequeños repuntes y que alcancemos una situación similar al de la gripe en periodos estacionales».

Compartir el artículo

stats