AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

PP, Cs y Vox dicen que no hubo ninguna práctica irregular en la gestión de Torrejimeno en el Imdeco

La comisión de investigación concluye con la aprobación de un dictamen solo con los votos de la derecha. PSOE, IU y Podemos plantean unas conclusiones alternativas en las que se apunta a que las actuaciones “rozaban la ilegalidad” y que hay responsabilidad política

Manuel Torrejimeno, en en salón de plenos del Ayuntamiento de Córdoba.

Manuel Torrejimeno, en en salón de plenos del Ayuntamiento de Córdoba. / FRANCISCO GONZÁLEZ

Irina Marzo

Irina Marzo

La comisión de investigación del Imdeco en la que se pretende esclarecer el famoso correo que su presidente, el concejal de Deportes Manuel Torrejimeno, envió a la entonces gerente del instituto y hoy concejala, María Luisa Gómez, se puede dar por concluida 10 meses después de su constitución. Después de la surrealista sesión del pasado 11 de enero, en la que se rechazó por mayoría la propuesta de dictamen que el secretario de dicha comisión, el concejal Rafael Saco de Vox, había elaborado y que debía someterse a votación de los grupos municipales, hoy los grupos de la derecha, PP, Cs y Vox, han logrado aprobar un dictamen conjunto en el que se determina que “ninguna práctica irregular” en la gestión del Imdeco con respecto a los asuntos incluidos en el correo ha quedado acreditada, actuando el edil “conforme a la legalidad vigente y acorde a sus responsabilidades en el seno del organismo que preside”. Eso sí, el dictamen también queda recogido como “motivo de sorpresa y decepción por la escasa utilidad del tiempo y los recursos públicos” invertidos el hecho de que la comisión de investigación se constituyó a petición de Gómez Calero y que ésta se negara a comparecer por segunda vez.

Este dictamen será el que vaya al pleno donde debe ser de nuevo votado y donde se entiende que la izquierda volverá a votar que no. Meses de comisión de investigación no han servido para poner de acuerdo a los grupos municipales sobre si Torrejimeno debe o no asumir responsabilidades políticas por lo ocurrido.

Tirón de orejas al alcalde

En el dictamen aprobado, se exculpa a Manuel Torrejimeno, presidente del Imdeco, al considerar que no se ha acreditado en las sesiones de esta comisión ni en sus comparecencias “ninguna práctica irregular» por su parte. También se determinaba que el delegado de Deportes actuó en todo caso fruto de la "inexperiencia", que no hubo acoso laboral del edil Cs hacia la exgerente y hoy concejala de Casco, María Luisa Gómez, y que no hay fundamento para pedir responsabilidades políticas.

Por contra, es curioso que el PP haya votado a favor de que en el dictamen se le dé un tirón de orejas al alcalde por no haber acudido cuando se le llamó a comparecer en la comisión. “Hubiera sido conveniente que accediera a la misma”, dice el dictamen, “ya que su negativa fue objeto de reprobación de dicha comisión al considerar que debía dar ejemplo”.

Las conclusiones diametralmente opuestas de la izquierda

La izquierda, por su parte, ha planteado otro escrito de conclusiones diametralmente opuestas que no ha salido adelante al no contar con votos suficientes. En este escrito sí consideran que algunas de las acciones recogidas en el famoso correo “rozaban la supuesta ilegalidad” y que Manuel Torrejimeno es “responsable político” de lo ocurrido. PSOE, Izquierda Unida y Podemos presentarán este escrito como enmienda a la totalidad del dictamen que eleven al pleno PP, Cs y Vox. Se entiende que el resultado de la votación será el mismo que el que hoy se ha producido en la comisión de investigación y que nadie cambiará su voto.

En las conclusiones de la izquierda se sostiene que Torrejimeno “pudo prevaricar de no ser por la denuncia de la gerente”, a la que tachan de “tránsfuga de libro” por haber tomado el acta de concejal por Cs pese a no pertenecer ya a este partido político. Además consideran que el equipo de gobierno es responsable de lo ocurrido y que ha querido solventar el asunto amparándose en “la inexperiencia y la falta de conocimiento” de Torrejimeno. Para PSOE, IU y Podemos, el máximo responsable de la situación es el alcalde, José María Bellido, que no quiso comparecer ante la comisión porque “no ha querido dar la cara porque tiene algo que ocultar”. En este sentido, lamentan que el alcalde mantenga la confianza en el presidente del Imdeco.

Asimismo entiende que el trato que dispensó Torrejimeno a la entonces gerente no era “el adecuado, actuando de forma autoritaria y con desprecio absoluto al equipo de trabajo” y, aunque no hablen específicamente de acoso, dicen que el presidente del Imdeco hablaba a Gómez Calero “en tono elevado y despectivo”.