La empresa municipal Vimcorsa ha sacado adelante este jueves las cuentas que impulsan las obras de los apartamentos para alquiler de Sama Naharro y de la antigua escuela Félix Ortega, proyectos largamente anunciados y que este año podrían empezar a ver la luz si se cumplen las previsiones. El resultado de la votación es el mismo que el de los presupuestos de Urbanismo, es decir, el equipo de gobierno se ha pronunciado a favor, al igual que Vox, y PSOE, IU y Podemos se han mostrado contrarios al documento.

Julio es la fecha prevista para el inicio de las obras de la segunda fase de Joaquín Sama Naharro, 113 apartamentos destinados a mayores que completarán los 155 existentes e inaugurados en el 2013. El nuevo bloque, incluido en los presupuestos desde el 2014, costará 8,7 millones, que serán sufragados con ayuda del Gobierno, que pondrá 1,5 millones; y de la Junta, que aportará 1,6. El Ayuntamiento, por su parte, destinará un millón para este proyecto que se encuentra en la fase previa a la licitación. Además, la empresa municipal aportará 360.000 euros y dispondrá de un préstamo de 3,5 millones. En relación a este proyecto, acaba de salir a concurso el servicio de consultoría y asistencia técnica.

Para mitad de año está previsto que comiencen las obras de la antigua Escuela Félix Ortega, en la que se habilitarán una veintena apartamentos para colectivos vulnerables y que se sufragarán con fondos europeos dentro del programa Edusi. La cantidad prevista es de 1,3 millones, de los que el 80% proceden de fondos europeos y el 20%, del Ayuntamiento. El edificio ubicado en la calle Don Rodrigo 4 tendrá zonas comunes y espacio para servicios sociales que pueda usar el barrio de la Axerquía.

A estos dos proyectos se suman los que Vimcorsa pretende llevar a cabo en una parcela del Campo de la Verdad y en Fátima, que se encuentran en la fase de estudio y que serán promociones de vivienda para alquiler o alquiler con opción a compra para jóvenes y mayores.

El documento que refleja los gastos e ingresos que tendrá Vimcorsa en el 2022 incluye 1,2 millones para ayudas a la rehabilitación, de las que 600.000 serán para la colocación de ascensores. Estas cantidades son las previstas el año pasado y que están divididas en dos anualidades, de forma que hay 708.000 euros contemplados para invertir en el 2022 y 492.000 para el 2023.

Además, y dentro del apartado de rehabilitación, las cuentas recogen que el 2022 sea el año en el que empezarán las obras del área de regeneración urbana, ARRU, del Santuario, en el que el Gobierno aportará 2,4 millones, la Junta 513.504 euros y el Ayuntamiento, un millón. Los trabajos se prolongarán hasta el 2024.

A los 1,2 millones para ayudas a la rehabilitación se sumará el millón de euros para subvencionar el alquiler. Durante el 2019, hubo 467 solicitudes, de las que prosperaron 346 y en las que se generó un gasto de 870.151 euros, mientras que en el 2020 las peticiones ascendieron a 670, de las que fueron concedidas 441 y 229 quedaron en reserva. Entonces el gasto generado fue de un millón de euros.

La empresa municipal contempla en sus cuentas entregar las llaves de los pisos de la primera fase del residencial San Jerónimo, un conjunto de tres bloques que Vimcorsa construye en Huerta de Santa Isabel. En el último trimestre, Vimcorsa dará las llaves de 99 de las 104 VPO del primer bloque, iniciado en septiembre del 2020, mientras que los otros dos seguirán en obras. En el caso del bloque de 104 VPO que irá en la parcela 8.2, en obras desde enero del 2021, la empresa espera que a final de año alcance el 92% de ejecución, mientras que el de las 100 viviendas que irán sobre la 7.1, que empezó a ejecutarse en septiembre del 2021, las estimaciones son que acaben el ejercicio al 58%. En este último solo falta el 30% por vender.

En el documento aprobado este jueves se incluyen previsiones de venta de inmuebles no vendidos de promociones realizadas hace tiempo. A Vimcorsa solo le restan seis por adjudicar (casi las mismas que en el 2021, donde tenía siete). Asimismo, la empresa incluye en sus cuentas el plan de ventas de garajes y trasteros, con el que pretende ingresar un millón de euros (en el 2021, plasmó 2,4).

Al igual que en las cuentas del 2020 y 2021, Vimcorsa vuelve a incluir la formalización de la dación en pago de la casa patio de Trueque 4, la del museo de los patios, al no haberse realizado aún. 

Las previsiones de la empresa son acabar el 2022 con un superávit de 1,6 millones. Sus estimaciones son ingresar 16 millones por ventas de viviendas (de los que 13,8 son de las VPO de Huerta de Santa Isabel), 2,3 por arrendamientos y 1,1 por aparcamientos. Un año más, la empresa contempla pérdidas por impagos de alquileres, en este caso de 235.000 euros. En cuanto a pago a proveedores, se incrementa en 727.188 euros el saldo pendiente de pago a proveedores vinculado a la ejecución de nuevas promociones. Vimcorsa también mantiene una deuda de un millón con las administraciones públicas por el IVA de uno de los bloques de VPO.