PLENO DE ENERO

Piden al Ayuntamiento el arreglo del sendero de la memoria de los maquis en Trassierra

Se trata de una ruta que puede hacerse a pie o en bici que se encuentra muy deteriorada | En la moción que se elevará al pleno se pide también que se divulgue su existencia en los centros educativos

Sendero de la memoria en Santa María de Trassierra.

Sendero de la memoria en Santa María de Trassierra. / CÓRDOBA

Irina Marzo

Irina Marzo

Los grupos municipales de Izquierda Unida y Podemos presentarán el martes al Pleno una moción conjunta para pedir al Ayuntamiento de Córdoba la puesta en valor y la divulgación del sendero de la memoria de la guerrilla antifranquista que desde el Foro por la Memoria de Córdoba se impulsó hace ya diez años. El sendero, que discurre entre Trassierra y el barranco de la Huesa, se recuperó en homenaje y recuerdo de la Tercera Agrupación Guerrillera y tiene un trazado para hacerlo a pie y otro en bicicleta. En la actualidad, el itinerario a pie, el más completo desde el punto de vista histórico-natural, se encuentra en estado de grave deterioro, por lo que resulta casi imposible su recorrido.

Por este motivo, la moción plantea entre los puntos de acuerdo al gobierno municipal que se comprometa a realizar la intervención necesaria para la puesta en valor de este itinerario patrimonial y facilitación del recorrido, desde Puerto Artafi hasta el final panelizado del itinerario, así como de su mantenimiento posterior. Además se pidei ncluir este itinerario en la red oficial de senderos por la sierra de Córdoba del Ayuntamiento y difundir este itinerario en los centros educativos locales, como recurso didáctico, además de instar a la Diputación Provincial a hacer lo mismo en los centros del resto de los municipios de la provincia.

En la exposición de motivos de la moción, se recuerda que en marzo de 2011 se inauguró oficialmente en el centro cívico de Santa María de Trassierra el itinerario histórico-natural denominado Sendero de la Guerrilla antifranquista en Sierra Morena, fruto de un convenio de colaboración entre el Foro por la Memoria de Córdoba y el Ayuntamiento de Córdoba. Este sendero parte del panel central situado en la plaza de Santa María de Trassierra, y continúa desde Puerto Artafi hasta el rio Guadiato, desarrollándose en una ruta que sigue la carretera hasta el Puente de los Boquerones y otra que baja desde el mismo puerto por el barranco del arroyo Tumbón, que puede seguirse a pie o en bicicleta. Tanto en la ruta para vehículos como en la peatonal se presentan cinco paneles jalonados, donde se explica, desde un punto de vista medioambiental, social y etnográfico, las relaciones y las formas de vida que las partidas guerrilleras establecieron y mantuvieron con la población serrana y el medio natural durante la década de los años 40 del pasado siglo, hasta su eliminación a principios de los 50 por las medidas represivas de la dictadura franquista.

Isabel Ambrosio, Diego Valderas y Luis Naranjo, en un homenaje del 2011 en Trassierra.

Isabel Ambrosio, Diego Valderas y Luis Naranjo, en un homenaje del 2011 en Trassierra. / CÓRDOBA

Así, los diferentes paneles muestran al viajero o senderista la relación de los guerrilleros con el agua en la sierra, con los rancheros, arrendatarios y pastores, con la vegetación serrana, con los aprovechamientos agrarios como el olivar serrano, incluso con el relieve al tener que atravesar los puertos y collados. Al contenido histórico y etnográfico, se suma un alto valor ambiental y natural, ya que el sendero discurre por zonas de bosque mediterráneo subhumédo y bien conservado, con presencia de formaciones vegetales arbustivas como la maquía, y especies arbóreas como el quejigo, el alcornoque y el castaño, entre otras. Las vistas al Valle del Guadiato y a la cumbre de Castripicón añaden un componente de riqueza paisajística al itinerario. El recorrido en su conjunto presenta un elevado potencial para uso escolar, como recurso didáctico en educación ambiental y en las materias de Ciencias Sociales, Ciencias Naturales e Historia, al igual que como recurso turístico cultural. De hecho, todos los años lo recorren visitantes de otras provincias andaluzas.