La rentabilidad de invertir en vivienda para ponerla en el mercado de alquiler es de un 6,3% en Córdoba. Así lo expone un informe realizado por Idealista que sitúa la rentabilidad media en España en un 6,9%, por lo que la capital cordobesa se sitúa por debajo. Aun así, hay ciudades donde es bastante menos rentable poner un piso en alquiler, como San Sebastián (3,7%) o Palma (4,5%).

Según Idealista, la rentabilidad bruta de la compra de una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler ha bajado durante el último año hasta el 6,9% a nivel nacional. En el último trimestre de 2020, el retorno que ofrecía se situaba en el 7,5%. Según el estudio actualizado, la rentabilidad obtenida multiplica por 15, en el peor de los casos, las tasas que ofrecen los Bonos del Estado a 10 años (0,3%). 

Según este estudio, que relaciona los precios de venta y alquiler de distintos productos inmobiliarios para calcular su rentabilidad bruta, las oficinas se mantienen como la inversión inmobiliaria más rentable. Comprar una oficina en España para alquilarla ofrece una rentabilidad bruta del 11,2%, frente al 10,8% que daba hace 12 meses. Los locales ofrecen un rendimiento del 9,4% (9,3% hace un año) y en el caso de los garajes se sitúa en el 6%, inferior al 6,9% de diciembre de 2020. 

En el caso de Córdoba, la rentabilidad mayor se sitúa en los locales comerciales, con un porcentaje de un 8,1%, mientras que las oficinas se quedan en un 6,4%. En el caso de los garajes, invertir en los mismos para luego alquilarlos es de un 5%.

Para la elaboración de este estudio, Idealista ha dividido el precio de venta ofertado entre el precio de alquiler que solicitan los propietarios en los diferentes mercados referente a los índices trimestrales de viviendas, locales, garajes y oficinas correspondientes al cuarto trimestre de 2021. El resultado obtenido es el porcentaje bruto de rentabilidad que proporciona a un propietario alquilar su vivienda. Este dato facilita el análisis del estado actual del mercado y es un punto de partida básico para todos aquellos inversores que quieran comprar activos inmobiliarios con el fin de obtener beneficios.