La progresiva subida en el número de contagios por covid-19 afecta una vez más al sector del turismo. Las agencias de viajes de Córdoba perciben en estos días un nivel de cancelaciones superior al 80% de lo reservado hasta la fecha, sobre todo en las salidas internacionales como Italia, Alemania y Francia, según ha informado el presidente de las agencias de viajes de Córdoba y vicepresidente de Innovación de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Antonio Caño.

Las reservas hoteleras no solo van en descenso sino que se han estancado y los alojamientos turísticos no reciben ninguna nueva. Todo esto se traduce en "unas ocupaciones muy bajas y muy preocupantes", apunta el presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje (Aehcor), Félix Serrano. El turismo que sí presenta buenas previsiones de cara a las fiestas es el rural, con unas cifras "no tan malas" de ocupación que llegan casi al 80%, según el vocal de Alojamientos de la Asociación de Turismo Emcotur, Francisco Linares.

Cada agencia de viajes de Córdoba ha podido perder una media de 35-40 reservas

En cuanto a viajes, no solo ha afectado a los destinos extranjeros, sino que las salidas dentro del territorio nacional también se están cancelando. En total, las agencias de viajes de Córdoba han perdido más de la mitad de las que ya tenían concertadas. Para los empresarios, estas cifras se traducen en cancelaciones de más de 500.000 euros en toda la provincia, "aproximadamente a una media de 2.500 por reserva internacional y 1.200 euros las nacionales; serían unas 3.000 reservas de paquetes combinados, vuelos y estancias las que se han perdido", apunta Caño.

Esto supone pérdidas de ventas y beneficios, "solo en este periodo de Navidad, de más de 100.000 euros", recalca el empresario. Según las estimaciones, cada agencia de viajes de Córdoba ha podido perder una media de 35-40 reservas, "otra varapalo para el sector", dice Caño, después de la leve recuperación que se venía observando.

El sector hotelero

Los hoteles aun no han hecho un sondeo de las reservas que han perdido, "ya que la situación está empeorando", pero sí aseguran que son importantes, que van a un ritmo acelerado y sin expectativas de recibir alguna de última hora. Además, los hoteles no solo se ven afectados por las pernoctaciones sino que "en nuestros establecimientos se están cancelando las celebraciones de comidas festivas y cotillones de fin de año; esto afecta a toda nuestra provincia", añade Serrano.

"Nuestros pick ups son negativos, esto quiere decir que estamos recibiendo muchas anulaciones y no se están haciendo reservas, por lo que la ocupación esta bajando», subraya el presidente de Aehcor, quien asegura que "esta nueva crisis sanitaria afectara a la próxima primavera y a toda la programación existente para la ciudad y la provincia en el próximo 2022".

Un turismo seguro

El turismo rural, por su parte, vive una buena época y no ha notado la nueva ola de contagios ya que los huéspedes "normalmente son familias que eligen esta opción por tranquilidad", explica Linares. Las casas rurales no se han visto apenas afectadas, y los hoteles han percibido algunas bajas, pero no muy pronunciadas.

"Sigue siendo un turismo seguro porque no sales del recinto. Además, seguimos teniendo las mismas premisas de seguridad, no hemos bajado la guardia", detalla el también propietario de un alojamiento de la provincia. Según los datos de Ecomtur, los porcentajes son positivos, aunque las últimas cancelaciones de la tarde de este lunes podrían hacer que la ocupación se sitúe en torno al 75%.