En la misma medida en la que los cordobeses dudan de si cruzar la frontera para pasar la Navidad, el turismo internacional sigue sin llegar a la provincia en niveles prepandémicos. El sector de la hostelería mira ya con preocupación las reservas del mes de diciembre, que pueden terminar siendo cancelaciones, y confirma que la incertidumbre ante la situación sanitaria está afectando a los planes de ocio. A nivel regional se habla de una caída de 20 puntos porcentuales en la ocupación respecto a las Navidades del 2019. Como hace ya muchos meses, el turismo nacional seguirá siendo el que nutre de manera casi exclusiva al sector de la hostelería y de la restauración en estas fechas.

Las administraciones han hecho un esfuerzo importante este año para colocar a Córdoba entre los destinos navideños más atractivos del país. Atracciones, mercadillos navideños y el espectáculo de luz y sonido en la capital conforman una oferta atractiva, que se completa en la provincia con localidades punteras estas fechas como Rute o Puente Genil, que han hecho de la Navidad un reclamo turístico de primer orden.

Pese a todo, los augurios del sector no son del todo buenos y los hosteleros reclaman mayor promoción de la oferta. La Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aechcor) ha alertado de la situación del sector de hospedaje pese a las perspectivas «puntuales» del actual puente de la Constitución, que durante el fin de semana ha alcanzado en Córdoba el 90% de ocupación. El presidente de la asociación, Félix Serrano, alerta de que ya se atisba la caída que se producirá el mes de diciembre. «Contamos con una ocupación media del 75% en el puente, pero insisto en que es un hecho aislado y que está lejos de los datos prepandemia».

De este modo, aunque el mes de noviembre se ha cerrado en Córdoba con cifras de ocupación del 70%, diciembre se presenta en bajada, en concreto en el 53%, según Aehcor. «No se está moviendo el turismo internacional porque ya hay importantes restricciones en Centroeuropa y nos tememos que diciembre no va a ser un mes bueno», apunta Serrano. Que haya mucha incertidumbre internacional siempre es negativo para viajar y «el alza de casos de covid está generando de nuevo una alerta que está frenando las reservas y aumentando las cancelaciones, por lo que no podemos ser optimistas», dicen desde Aehcor.