El Cabildo ha entregado esta semana a la Junta de Andalucía el Plan Director de la Mezquita-Catedral para la próxima década. Se trata de un macrodocumento donde el órgano catedralicio detalla todas las actuaciones que quiere acometer sobre el principal monumento de Córdoba de aquí al año 2030 pero que aún debe contar con el visto bueno de la Consejería de Cultura.

Esas actuaciones tienen que ver con el templo entendido desde diferentes perspectivas. Se elaboran propuestas para actuar sobre el continente, pero también sobre el contenido, y se detallan una serie de operaciones que van desde la seguridad hasta la afección que sobre la Mezquita tiene el turismo que la visita.

En cualquier caso, hay actuaciones que se consideran de carácter urgente, a ejecutar en el primer trienio del plan, y otras que podrían dejarse para más adelante. Algunas tienen más dotación presupuestaria y otras menos, pero el Cabildo entiende que todas las intervenciones son necesarias. Para poder realizar todas las obras, el órgano catedralicio pone sobre la mesa más de 25 millones de euros.

Cúpulas de la Macsura

La Macsura es «la pieza arquitectónica más relevante de la Mezquita-Catedral», según reza el Plan Director. Es por ello que intervenir sobre la misma es objetivo prioritario del Cabildo, que reserva casi un millón de euros para estos trabajos. El proyecto que se redacte para esta labor atenderá, principalmente, a mejorar la impermeabilidad de la Macsura. No existen problemas estructurales en la pieza, por lo que esos trabajos que vendrán tras mejorar la impermeabilidad se centrarán en la conservación de los revestimientos interiores, incluidos los mosaicos y las yeserías. En el plan se detalla que no se intervendrá únicamente en las cúpulas de la Macsura, sino en las zonas contiguas. Por lo tanto, el proyecto contempla también extender la rehabilitación hasta las cubiertas de teja y se mejorará la ventilación.

Macsura de la Mezquita-Catedral de Córdoba. A. J. GONZÁLEZ

Capilla Real

El Cabildo proyecta otro millón de euros para restaurar el interior de la Capilla Real. Esta actuación no se considera urgente, pero sí prioritaria, por lo que el objetivo es realizarla en el segundo trienio del plan. El Cabildo ya intervino en este espacio en el año 2017 centrándose en sus cubiertas y garantizando la impermeabilidad.

Capilla Real de la Mezquita-Catedral. FRANCISCO GONZÁLEZ

Cubiertas

Uno de los presupuestos más abultados es el proyectado para la restauración de las cubiertas. Entre todas las actuaciones dibujadas suman cerca de 2,8 millones de euros. La más ambiciosa tiene que ver con las cubiertas de las naves de la ampliación de Almanzor, que contarían con 1,3 millones para sustituir elementos estructurales y otros 619.000 para actuar en las zonas con pérdida de impermeabilidad. La siguiente actuación más costosa sería la de las cubiertas alrededor de la nave del Coro (526.130 euros) y le siguen las del brazo sur del Crucero (161.850 euros), las que están a los pies del Coro (116.240 euros) y las de la Capilla de Villaviciosa (105.630 euros). Algunas se consideran urgentes, otras prioritarias y otras necesarias.

Trabajos en las cubiertas de la Mezquita-Catedral. A. J. GONZÁLEZ

Fachada del Patio

Uno de los proyectos que más ha dado de que hablar desde que se presentó el plan es el que pretende actuar sobre toda la fachada norte de la Mezquita, es decir, la que da al Patio de los Naranjos y donde se encuentran las celosías diseñadas por Rafael de la Hoz. El presupuesto sería de casi 660.000 euros y se espera poder llevarlo a cabo en el primer trienio. Entre las ideas del Cabildo para esta obra destaca dar solución al cerramiento de los vanos de los arcos que no cuentan con capilla por el interior que permita su apertura eventualmente. Los trabajos incluirían también actuar sobre todo el pavimento que precede a esta fachada.

Turistas frente a la denominada segunda puerta, en la fachada norte del edificio.

Puertas

Dentro de las propuestas de intervención en muros de cerramiento (donde también se incluiría la de la fachada norte) se prevén varias mejoras en algunas de las puertas de la Catedral. Se propone la restauración de la Puerta del Perdón por algunos desprendimientos de piedra que se han producido y que han obligado a colocar un andamio para aportar seguridad. El presupuesto supera por poco los 72.000 euros. La otra puerta en la que se quiere intervenir es la de San Sebastián (también conocida como la de los Visires o la de San Esteban) para evitar las decoraciones que la caracterizan (es la puerta que conserva las labras más antiguas de todo el monumento) y para ello se contemplan 87.507 euros. También aparece la Puerta del Caño Gordo (con una dotación de 32.350 euros), cuyos sillares sufren arenización que incide en su deterioro.

Puerta del Perdón. A. J. GONZÁLEZ

Portadas Velázquez Bosco

Una de las restauraciones que cuenta con mayor dotación presupuestaria es la de las portadas restauradas por Velázquez Bosco, con casi 1,2 millones de euros. Cada puerta, explica el plan, deberá contar con un proyecto independiente. Se quiere actuar en las puertas del Espíritu Santo, Postigo, San Juan o San Nicolás, entre otras.

Fachada Velázquez Bosco. FRANCISCO GONZÁLEZ

Capilla de San Clemente

Medio millón de euros irían a parar a la restauración de la Capilla de San Clemente, sobre la que el Cabildo advierte que sufre problemas de filtraciones. Ya se está estudiando cuál sería la mejor forma de intervenir en este espacio.

Solería de Almanzor

Dentro del apartado de intervención en pavimentos, el Cabildo nombra la restauración de la solería de la ampliación de Almanzor, trabajos para los que dibuja más de 975.000 euros. El pavimento de losas actual tiene 40 años y el tránsito que vive el monumento ha provocado su deterioro y que se tenga que estar arreglando a menudo. Entiende el Cabildo que esta intervención requiere de «una reflexión general sobre la materialidad» que debe tener el suelo y también plantea crear una infraestructura paralela que sirva para las actuaciones culturales que acoge el monumento.

Ampliación de Almanzor. FRANCISCO GONZÁLEZ

Machones de las galerías

Dentro de las actuaciones prioritarias, a realizar en el segundo trienio, el Cabildo plantea destinar más de 470.000 euros a los machones de las galerías del Patio de los Naranjos. Los enfoscados se encuentran muy deteriorados, lo que está ocasionando daños en los sillares de soporte. Además, se están perdiendo las labras de las pilastradas, generando problemas de legibilidad.B

Interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba durante una visita nocturna. CÓRDOBA

Fachada sur

Para el muro sur del templo el Cabildo dibuja cerca de 300.000 euros que deberán destinarse a los escudos pintados en los balcones de las puertas de salida. También se proyectan trabajos de restauración para la fábrica de sillares, sobre todo en la parte inferior.

Fachada sur de la Mezquita-Catedral. A. J. GONZÁLEZ

Instalaciones

En el apartado de propuestas para las instalaciones de la Mezquita hay varios proyectos. Uno de ellos tiene que ver con la protección contra incendios en la cubierta del Coro, que contaría con 150.000 euros. También se propone la mejora de los aseos, tanto de los visitantes como del personal. Esos aseos, explica el documento, son insuficientes por la cantidad de turistas que soporta el monumento. Se pretende mejorarlos una vez se abra el centro de recepción de visitantes de la Mezquita en el Palacio Episcopal. Esta mejora contaría con 42.750 euros. En el apartado se contemplan unos 40.000 euros para labor de mantenimiento de las instalaciones.

Archivo

El Cabildo quiere construir un nuevo edificio que albergue parte del archivo de la Catedral. Ese edificio se ubicaría junto al Centro de Recepción de Visitantes, en unos solares que son propiedad de la Iglesia, y costaría más de 2,7 millones de euros. Además, se reservan unos 325.000 para la mejora del archivo en sí, para evitar el deterioro que sufre. Los fondos de más valor se dejarían en el archivo actual, mientras que el nuevo edificio se destinaría para la «parte más dinámica», según se expone en el plan.

Patrimonio mueble

El Plan Director incluye la inspección técnica de la custodia procesional del Corpus Christi (obra de Enrique de Arfe), con una dotación de 4.500 euros y planteándose una futura intervención para asegurar su conservación. Otros 3.000 serían para la inspección técnica de la Virgen de Villaviciosa. Además, se destinarían 300.000 euros a la restauración de obras de pintura, escultura y orfebrería que presentan ahora un estado de conservación deficiente o muy deficiente. Esa dotación económica se repartiría de forma anual, que sería la forma de trabajar con estas obras. Como explica el plan, se busca una atención «continuada» en obras como Visitación María a Santa Isabel o Alegoría de la Virgen.