El número de menores víctimas de violencia de género se ha disparado en Córdoba un 160% este año. Así lo ha informado la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, que ha presentado en Córdoba la campaña del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Durante el transcurso de la presentación, Ruiz ha dado un dato alarmante, pero que también es "positivo", según ha reconocido la propia consejera, porque estos menores están atendidos por los servicios de la consejería.

Concretamente, son 177 los chicos y chicas menores de edad que han precisado de atención psicológica este año en la provincia por ser víctimas de la violencia de género. Son, ha detallado la consejera, bien niños que sufren violencia vicaria o bien chicas menores que ya han padecido por sí mismas la violencia de género.

Esa subida, ha explicado Ruiz, ha supuesto que la Consejería de Igualdad haya tenido que "invertir el doble de recursos" para poder dar una atención pormenorizada a estos niños y adolescentes. Y es que, ha incidido la consejera de Políticas Sociales, se percibe también un aumento de la violencia ejercida por los propios jóvenes, presentes en sucesos como las violaciones "en manada" o en las agresiones a personas del colectivo lgtbi.

La clave, eso sí, es "la educación", ha insistido Ruiz, que ha recordado que "aunque tengamos en cuenta las campañas, solamente con una educación en igualdad, comenzando desde casa, podemos tener una sociedad libre de violencia machista a medio y largo plazo".

La consejera ha reconocido que cada vez crece más el interés de profesionales de la educación, pero también de familias y ampas, por tener recursos para poder abordar este problema, de ahí que la consejería, ha dicho, procure todo el material educativo posible "para todas las etapas".

La campaña del 25N pone el foco en el entorno

Con respecto a la campaña del 25N, Ruiz ha explicado que lleva por nombre No dejes que caiga en su trampa y el foco está puesto en el entorno de la víctima de la violencia de género. "La víctima no está sola, está en un entorno rodeada de personas que pueden ayudarla", ha detallado Ruiz, quien ha apuntado que, además, ese entorno es imprescindible para que la administración y todos los recursos de los que precisa "puedan llegar hasta ella".

El delegado de Igualdad en Córdoba, Antonio López, la directora del IAM, Laura Fernández, la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, el delegado de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo, y la asesora del IAM en Córdoba, Lourdes Arroyo. A. J. GONZÁLEZ

La consejera de Igualdad ha manifestado que el objetivo de esta campaña del 25N era "buscar nuevos enfoques", un enfoque, ha agregado, "fuera de colores y de partidos" porque la violencia machista no deja de ser "una vulneración de los derechos fundamentales". Ese cambio de foco, ha precisado, ya llegó con la visualización de la mujer que sufre este maltrato como "una superviviente, no una víctima", y ahora el enfoque se centra en la sociedad "para que se involucre".

La consejera ha citado un estudio realizado en Andalucía en el que un 44% de los encuestados apuntaba conocer algún caso de violencia de género, pero solo un 15% había alertado a la policía. Esto, ha concretado, "revela el trabajo que tenemos por hacer". Y es que, ha continuado Ruiz, "no se puede dejar la responsabilidad total a la víctima" por ésta ha generado "dependencia emocional" de su maltratado, que la somete, ha explicado " a aislamiento y miedo. Somos los del entorno los que tenemos más posibilidades de sacarla de ese infierno".

La campaña consta de recursos materiales y cartelería que se repartirán por todos los centros de la mujer de Andalucía, y que también se incluirá en medios de comunicación, en espacios exteriores y en eventos deportivos. En lo que va de año, ha concretado la consejera, las llamadas del alerta del entorno de víctimas de violencia machista se ha incrementado más de un 40%, con más de 30.000 llamadas en Andalucía.