Pasear por una ciudad a través de sus patios es algo que solo se puede hacer en Córdoba, y no cabe duda de que este privilegio se ha convertido en un reclamo que atrae cada vez a más gente. Solo hay que mirar la cifra de visitantes que arroja la apertura extraordinaria de algunos de estos recintos durante los dos últimos fines de semana con motivo del centenario de la fiesta, que asciende a 62.588 personas. Evidentemente, el éxito de esta convocatoria también se ha dejado notar en el hospedaje y la restauración, que llenó el pasado fin de semana, aunque, según señalan fuentes de Hostecor, estos dos últimos días han bajado un poco las reservas porque «este puente ha sido solo local y muchos cordobeses han salido de la ciudad».

Por su parte, la delegada municipal de Promoción, Cultura y Patrimonio Histórico, Marian Aguilar, ha valorado estos resultados muy positivamente. «Ha tenido más éxito del que imaginábamos», lo que corrobora que «los patios son unos grandes embajadores de la ciudad», ha explicado Aguilar, que ha resaltado el papel de cuidadores y cuidadoras, «que vuelcan su esfuerzo, cariño y mimo en sus patios durante todo el año y que despiertan la admiración tanto de los cordobeses como de los visitantes». Por otro lado, la delegada también ha hecho una valoración muy positiva de los datos económicos que se derivan de estos eventos, «otro compromiso del Ayuntamiento», aunque, por ahora, descarta que esta cita con los patios se consolide en octubre, pese al éxito del año pasado y el de este. «Por ahora, no nos lo hemos planteado», concluye Aguilar.   

Un grupo disfruta de la belleza de Duartas 5. FRANCISCO GONZÁLEZ

Similar al pasado

El registro de participación en los Patios de Otoño este fin de semana ha sido un poco más bajo que el pasado, cuando esta tradición competía con el arte floral contemporáneo del festival Flora, y tampoco hay muchas diferencias en cuanto a las zonas y recintos más demandados. Si los días 16 y 17 de octubre participaron en este evento 33.031 personas, este fin de semana han sido 29.557 los visitantes, lo que suma un total de 62.588. El Alcázar Viejo, donde el recinto más solicitado ha sido el de Martín de Roa 2, ha vuelto a ser este fin de semana la zona más visitado por cordobeses y turistas, con una cifra de 8.093, algo que Miguel Ángel Roldán, presidente de la Asociación Amigos de los Patios, justifica porque es «una zona donde siempre ha habido muchos de estos recintos, además de estar ubicados en un entorno muy monumental, aunque patios bonitos los hay en todo el casco histórico».

Recinto de la calle Siete Revueltas 1. FRANCISCO GONZÁLEZ

El siguiente recorrido en afluencia de visitantes ha sido el de Santa Marina-San Agustín, por donde este fin de semana han pasado 5.107 personas, siendo el recinto preferido el de Marroquíes 6. Por su parte, la ruta San Francisco-Judería ha recibido a un total de 3.495 personas, con el patio de Martínez Rucker 1 a la cabeza, mientras que el recorrido por San Lorenzo ha alcanzado la cifra de 2.287 durante estos sábado y domingo últimos y el de Santiago-San Pedro, 1.228. Al de la Plaza de las Tazas 1, 621

Sin incidencias

En cuanto a incidencias, no hay nada que señalar, según explica Inmaculada Pérez, gerente de la empresa Incentifor, encargada de los controladores de estas visitas, que ha asegurado que «todo se ha desarrollado con mucha fluidez, las colas han sido asumibles y se han dado, sobre todo, en los recintos pequeños».

21

Los Patios de Otoño viven su segundo fin de semana de éxito A.J.González

«Todo ha ido mucho mejor de lo que esperábamos y esta iniciativa también ha ayudado a reconocer el esfuerzo que hacen los cuidadores y cuidadoras de los patios», ya que la imagen de estos recintos «no podía fallar en esta apertura extraordinaria», ha explicado Roldán, una opinión que comparte Rafael Barón, presidente de la Asociación Claveles y Gitanillas. Para el dueño del patio de la calle Pastora 2, ha sido una iniciativa consensuada con el Ayuntamiento «de la que cordobeses y visitantes han disfrutado mucho». Por último, Barón ha subrayado que «el centenario de los patios nos tiene que ayudar a reconocer el trabajo y el esfuerzo de las personas que los mantienen todo el año, porque no son un decorado montado para el mes de mayo».