Tres empresas optan a la redacción del proyecto de la ronda Norte. La Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía ha recibido tres propuestas para la elaboración del proyecto de la primera fase, los 600 metros que van desde la glorieta María de Maeztu, la del Hipercor, a la de Santa Beatriz, la del centro comercial La Sierra. Según fuentes de Fomento, las tres firmas que compiten son Ayesa, Idom y Cemosa-Gis.

Para finales de este mes está prevista la apertura de los sobres con la oferta económica. Después, llegará la adjudicación que permitirá iniciar los trabajos para el diseño del trazado. Hay que tener en cuenta que para el inicio de obra aún queda tiempo, ya que la redacción del proyecto se llevará un año, al que hay que sumar el tiempo que tarde la Junta en sacar a concurso la ejecución y adjudicarla.

La Consejería de Fomento sacó en agosto a concurso por más de 220.708 euros la redacción del proyecto de la primera fase con un plazo de ejecución de 12 meses. El proyecto incluye la remodelación de tres intersecciones, la glorieta de Santa Beatriz, la de la confluencia de la ronda Oeste con la carretera de Trassierra y la de la avenida de El Brillante con la calle Escultor Fernández Márquez. La inversión estimada en esta primera fase es de 17,5 millones de euros, mientras que la segunda, cuya licitación está prevista para final de año, tendrá un presupuesto de ejecución cercano a los 80 millones de euros. Una de las demandas de los colectivos vecinales afectados por esta vía, los englobados dentro de los consejos de distrito Norte y Noroeste, y el Consejo del Movimiento Ciudadano, es que tanto una fase como la otra salieran a concurso a la vez para tener la tranquilidad de que la vía se acometerá al completo. Sin embargo, Fomento ha estimado que administrativamente es mejor dividirla en dos fases, que se harán una a continuación de la otra.

Tener una vía que una la ronda de Poniente con la N-432 es una vieja aspiración vecinal que se ha cumplido en parte. Mientras que ya está ejecutada y en servicio una parte, la que une Fuente de la Salud con la N-432, queda por construir la segunda, la que va de Fuente de la Salud a la ronda de Poniente. El tramo que ya está en uso desde mitad de junio es el municipal, aunque hay que tener en cuenta que en su origen era privado, ya que correspondía a la junta de compensación de Mirabueno, que lo dejó parado en el 2008 y Urbanismo reanudó las obras en el 2019.

El tramo que falta es el autonómico, cuyo trazado fue presentado en el 2010 pero quedó en stand by y no se hizo realidad, principalmente por la crisis económica y su alto coste. En julio del 2020, tras la realización de un estudio de viabilidad, la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, presentó el nuevo trazado de una vía, que será más urbana, y que tendrá un menor coste. A ese trazado se le han hecho cambios tras la reuniones mantenidas por la Junta y el Ayuntamiento de Córdoba con los vecinos para que tenga más tramo soterrado que el inicialmente previsto y mejoras que minimicen su impacto. Tras esas reuniones, tanto en su primera fase, la de 600 metros, como en la segunda, de 1.200, se han introducido importantes modificaciones, aunque las de la parte que está ahora en licitación no contentan del todo a los vecinos, que quieren más vía con túnel. El tramo de ronda de la Junta es fundamental para dar continuidad al municipal.

Urbanismo licita el anillo verde de la vía

La Gerencia de Urbanismo ha sacado a concurso el anillo verde del tramo de ronda Norte abierto al tráfico en junio, al que le queda también la colocación de un semáforo para poner en uso la parte de Ingeniero Ruiz de Azúa. Ese anillo se ubicará entre el punto kilométrico cero y el 2+700 y estará conformado por espacios vacíos que hay colindantes a la carretera en los que se plantarán más de 500 árboles autóctonos, arbustos y plantación de repoblación forestal mediante bellotas. En esta anillo verde habrá 3.000 bellotas. Los trabajos se prolongarán durante dos meses y están presupuestados en 141.559 euros.

El anillo estará presente a lo largo de las márgenes de la ronda y en las zonas contiguas de la misma, como son la ladera de Mirabueno y el sistema general que hay junto a la misma, así como en el espacio que está ubicado entre la vía y Chinales, junto al antiguo cementerio inglés. La intención de Urbanismo es unir La Asomadilla por el oeste con el borde del Parque de Levante y la cuenca del arroyo Pedroche mediante los dos caminos destinados al peatón y a los ciclistas que discurren al norte y al sur de la nueva vía.