El Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA) acogió este miércoles el tercer Taller de Arquitectura Tecnológica de la Base Logística del Ejército de Tierra de Córdoba. En esta ocasión, y bajo el lema Hacia una logística predictiva, en el Taller se aportaron algunas claves de la ambición tecnológica que se pretende para la instalación militar que albergará Córdoba, en La Rinconada, y en el evento se anunció que en los próximos cinco años se realizará una oferta pública de empleo (OPE) para un cupo de 1.000 personas, aproximadamente, que se necesitan como personal laboral civil. El Jecelog (Jefe de Centros Logísticos del Ejército), general Enrique Ruiz Alonso, anunció que este millar de trabajadores «se incorporarán al Centro de Mantenimiento de Vehículos de Ruedas 2, de El Higuerón, para pasar posteriormente a integrarse en la Base Logística» de La Rinconada. El Taller también sirvió para la presentación pública de la imagen corporativa de la instalación militar cordobesa y se destacó la aportación vital que desempeña y desempeñará la Universidad de Córdoba (UCO) en el mantenimiento predictivo de plataformas terrestres y de la propia Base Logística.

El evento contó con la aportación de diversos ponentes del mundo militar, empresarial y universitario. Entre ellos, Sebastián Ventura, catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Córdoba y subdirector del Instituto Andaluz Interuniversitario en Ciencias de Datos e Inteligencia Computacional (DaSCI), e Isidro López, vicepresidente de la comisión de industria y energía de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO). Además, el evento sirvió como punto de presentación y participación para otros países y, así, expusieron sendas ponencias el general Antonio Joaquim Ramalhoa, director de material y transportes del ejército portugués, y de los coroneles David Jones y Steven Carozza, miembros del Estado Mayor del ejército estadounidense.

Presentación del nuevo Jeme

El Taller fue presentado por el nuevo jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Enseñat y Berea -que sucede en el cargo al general Varela, que dará nombre a la Base Logística de Córdoba- y por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, que apuntó que el objetivo de la instalación, entre otros, es pasar de la logística reactiva a la logística predictiva, es decir, dar el paso a que las necesidades de cualquier tipo -suministro, mantenimiento, etcétera- pasen de una reacción ante el error producido o agotamiento de material a una previsión de que estos se puedan producir y darles solución antes de que se produzcan. Por su parte, el general Enseñat remarcó que la instalación militar cordobesa será «la bandera del Ejército de Tierra en los próximos años» y que supondrá también «el final de los compartimentos estancos», convirtiéndose en «un modelo de la cooperación público-privada» con el «triángulo virtuoso» que conforman el ejército, la empresa y la universidad, un «combate colaborativo», en palabras del Jemale (jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército), general García y García de las Hijas, que fijó el funcionamiento a pleno rendimiento de la Base Logística del Ejército de Tierra en Córdoba para «el año 2027 o 2028», y que destacó «ese nuevo sistema de logística predictiva» o Silpre.

El general Ruiz Alonso, responsable del Taller, informó de que la Base de Córdoba tendrá «más de 1.100 personas en personal militar, otras 1.000 en personal civil laboral y unos 100 funcionarios» y anunció que «para llegar a esa cifra de 1.000 puestos de personal laboral civil habrá una oferta pública de empleo en los próximos años que captará el Centro de Mantenimiento de Vehículos de Ruedas (CMVR) número 2 de El Higuerón y, de ahí, se hará posteriormente una transferencia ágil de personal» a la Base Logística de La Rinconada, que formará un conglomerado de «unas 30 instalaciones». Ruiz Alonso reiteró que el inicio de actividades en el centro militar será para 2026, por lo que el Ejército de Tierra «se encuentra trabajando con el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta de Andalucía para acabar de definir los convenios de colaboración» para la instalación.

Así será la base logística del Ejército

Una instalación que necesitará la modificación del Plan General de Ordenación Urbana debido a «la especial localización de los terrenos» en Córdoba y «la necesidad de que la Base Logística tenga tres accesos por carretera», indicó el general De la Torre, director general de Infraesctructuras del Ejército de Tierra, buscando además, con esas modificaciones, que el acceso de vehículos militares a la Base «no afecte en modo alguno a los accesos al polígono industrial adyacente» de Las Quemadas.

Tecnología: del Mpres al gemelo digital

«Apostamos por ser vanguardia de la logística predictiva e industria 4.0», manifestó el general García de las Hijas, y para ello se remarcó por diversos ponentes la necesidad de que el mantenimiento predictivo no abarque solo a las plataformas terrestres y vehículos, «sino a la propia base, a su mantenimiento». Para ello será fundamental crear gemelos digitales, réplicas virtuales, no solo de vehículos, sino también de las instalaciones de la propia base, para predecir cuándo necesitarán algún tipo de mantenimiento, reparación o sustitución.

En el apartado de plataformas terrestres tomó relevancia la ponencia del catedrático de la UCO Sebastián Ventura, que anunció que el próximo 11 de noviembre se hará entrega para su puesta total en funcionamiento del sistema Manpredic, desarrollado por la UCO junto al CMVR número 2 de El Higuerón, finalizado el pasado 15 de octubre y que Ventura indicó que, en cierta manera, «es ya pasado», fijando el horizonte en el nuevo sistema de mantenimiento predictivo, el Mpres, previsto para mayo del 2022, aunque remarcó que «las propias instalaciones de la Base Logística de Córdoba también necesitan de un sistema de mantenimiento predictivo que permita y que dé soporte a la actualización y control de fallos de la infraestructura». Ventura, además, explicó que el Manpredic controlará «cinco plataformas terrestres, tres de ellas de la misma familia», mientras que el Ejército de Tierra tiene en torno a 30 familias de plataformas diferentes, a las que se añadirán los vehículos 8x8 -a los que el Ejército de Tierra da relevancia- o vehículos de cadenas, «de ahí la importancia», remarcó, «del desarrollo del Manpres, que es el futuro».

Sebastián Ventura, catedrático de la UCO, durante el tercer Taller de Arquitectura Tecnológica de la Base Logística, celebrado este miércoles en el INTA. CÓRDOBA

Por su parte, Isidro López, representante de CECO en el Taller, expuso «el compromiso casi exigente de las empresas cordobesas para formar parte de este extraordinario proyecto» y remarcó «la extraordinaria dimensión» que supone la Base Logística del Ejército de Tierra «para las empresas cordobesas, una oportunidad única e histórica para demostrar sus capacidades y potencial».

Te puede interesar:

Como nota destacada del Taller debe destacarse la primera ocasión en la que se pudo ver la imagen identificativa de la Base Logística del Ejército de Tierra General Varela de Córdoba y que acompañará ya a la instalación hasta su realidad física.

Finalmente, el general García y García de las Hijas declaró que «estamos lanzados, se necesita ahora el compromiso presupuestario» para lo que destacó tanto los fondos de resiliencia de la UE como los fondos para la defensa europea, destacando en este punto que la Base Logística de Córdoba «no es un fin, sino un medio para que la OTAN tenga la seguridad de lograr una superioridad operativa desde este hub logístico en el Sur de Europa».