Después de la tormenta que ha supuesto la pandemia de coronavirus, por fin ha llegado el ansiado ajetreo, que no la calma, a las calles y negocios de Córdoba, que van recuperando la alegría al ritmo de la relajación de las restricciones adoptadas durante la crisis sanitaria. La celebración de actividades contribuye a este resultado y así lo han puesto de manifiesto los festivales de los Patios de Otoño y Flora, que han vuelto a dejar la imagen de colas y calles llenas de visitantes interesados en conocer su oferta.

Las cifras difundidas por el gobierno local hablan en este sentido e indican que el sábado, en su primera jornada de apertura, los patios recibieron 16.036 visitas. Este domingo han sumado 16.995 asistencias y entre los dos días han llegado a 33.031. La ruta más concurrida ha sido la del Alcázar Viejo, con 16.959 visitas, mientras que en San Francisco-Judería se han anotado 5.111; en Santiago-San Pedro, 1.490; en San Lorenzo, 2.147; en Santa Marina-San Agustín, 6.766, y en Regina-Realejo, 558.

Del mismo modo, desde Flora han informado de que la apertura de las instalaciones al público, que tuvo lugar el viernes pasado, generó 24.000 visitas; ayer sábado contabilizaron 45.000 y este domingo se han realizado 39.000 en una nueva jornada de largas colas, lo que arroja un balance de 108.000 asistencias durante el fin de semana.

De acuerdo con los datos facilitados por la organización, la obra de Shane Connolly, ubicada en el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral, concentró el mayor número de visitas realizadas el viernes y el sábado, con 29.413; a esta le siguen la de Tom de Houwer, en el Palacio de Viana, con 10.789 (segundo premio del festival), y la de Tableau, en el Palacio de la Merced, con 10.173 (ganadora del primer premio). La escultura de Inés Urquijo y Nuria Mora, instalada en el Museo Arqueológico, ha contado con 7.616 asistencias y la de Terabitia, en la Posada del Potro, con 5.296.  

La directora de Flora, María Van den Eynde, ha afirmado que "estamos muy contentos, porque nos esperábamos una gran acogida, pero estamos bastante abrumados. El dato es buenísimo". En esta línea, ha manifestado que el festival transcurre sin incidencias reseñables, aunque ha admitido que algunas personas no pueden acceder a las instalaciones después de esperar la cola porque "intentamos estirar lo que podemos, pero la hora de cierre se respeta. Nos quedaríamos hasta el infinito, pero debemos respetar los horarios, son espacios con los que tenemos acuerdos", ha recordado. 

Alegría en los patios

Las calles y zonas más turísticas de la ciudad están, por tanto, colmadas de visitantes este fin de semana y se espera que el próximo, cuando se celebra el puente de San Rafael (la festividad cae en domingo, pero se traslada al lunes) los resultados sean incluso mejores en el caso de los patios. 

Ciclo de conciertos de bandas de música en la calle en Córdoba Francisco González

El presidente de la asociación Claveles y Gitanillas, Rafael Barón, así lo ha avanzado este domingo, augurando que «la semana que viene habrá más público en los patios, porque ya no está Flora». Este fin de semana ha sido, en su opinión, «tranquilo, en San Lorenzo-San Agustín no para de venir gente, pero no hay colas. Lo que está más cerca de los monumentos siempre atrae más público», ha explicado, precisando que «estamos contentos, porque así la gente lo disfruta más y no se agobia tanto» en la visita. 

Barón ha señalado que los propietarios «estamos felices de contribuir al lleno de Córdoba. Es un trabajo extraordinario, porque hemos tenido que reponer muchas plantas y no es suficiente con la ayuda municipal, pero lo hemos hecho por cariño a la ciudad».

Junto a él, en una visita al patio de Barón (Pastora, 2), se encontraba el presidente de Amigos de los Patios, Miguel Ángel Roldán, quien ha coincidido en que «el fin de semana que viene puede que haya más gente en los patios. En el puente del Pilar, las colas eran como en mayo», ha recordado, pero en estos días "la gente está mas concentrada en Flora, que es una desilusión a mi modesto entender. Hay muchos monumentos que dejan mucho que desear, aunque hay otros muy bonitos", ha admitido. 

También ha manifestado que los cuidadores «estamos contentos» y ha destacado que «nos ha costado mucho trabajo preparar los patios, porque hay pocas plantas en los viveros, pero están muy bien para la época en la que estamos», ha concluido. A modo de curiosidad, ha comentado que tanto en Pastora, 2, como en San Basilio, 44 (sede de Claveles y Gitanillas) los visitantes podrán encontrar guiños al Festival Internacional de las Flores.

Bares llenos

Esta afluencia de público se traduce en beneficios para muchas empresas cordobesas y así lo ha confirmado el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería (Hostecor), Francisco de la Torre, quien ha destacado que «la restauración ha estado al 100%, sobre todo a mediodía, porque en la noche faltan actividades».

A su juicio, «este fin de semana ha sido una continuación del puente, motivado, entre otras cosas, por el buen tiempo y por las actividades. Con ellas, Córdoba es más atractiva». De la Torre ha apuntado que este resultado «lo cogemos con mucha alegría, con ilusión y viendo que es posible salir de todo lo atrasado». Este periódico ha contactado con la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor) para conocer el balance de la ocupación hotelera de este fin de semana pero, por el momento, no ha recibido respuesta.