La obra del colectivo danés Tableau, capitaneado por el florista Julius Vaernes, situada en el patio barroco de la Diputación, es la ganadora de la cuarta edición de Flora, según emitió este viernes el jurado formado por Margarita de Aizpuru, Eugenio Ampudia y Flor Motion, el colectivo de floristas madrileñas ganador de la edición de 2019, en la entrega de premios celebrada en el Quiosco Joven del Paseo de la Victoria. La decisión responde, según el jurado, a la «respuesta sutil y a la vez brutal de la ocupación de esta obra en el espacio, así como por la mirada contemporánea que proyecta sobre el arte floral».

El segundo premio lo recibió La fuerza interior, del belga Tom de Hower, en el patio de columnas del Palacio de Viana, por «su perfecta ejecución, control de la técnica floral e integración en el espacio». El colectivo danés galardonado recibe, de este modo, una cantidad de 25.000 euros, y el equipo del belga Tom de Hower obtiene los 10.000 euros del segundo premio. 

Los visitantes, que formaron durante toda la mañana de este viernes largas colas en las entradas a los distintos espacios donde se encuentran las instalaciones, elegirán la obra que reciba el premio honorífico del público a través de votación popular llevada a cabo en los próximos días.

Vuelve Flora Córdoba 2021 A.J.González

La entrega de premios de esta edición de Flora estuvo marcada por la emotividad. Tom de Hower se emocionó y se mostró muy agradecido antes de invitar al escenario a todo el equipo de colaboradores que han trabajado en la instalación. Por su parte, los daneses Tableau, con un Julius Vaernes que casi no terminaba de creer la noticia, entonaron un «muchas gracias», en español, con un particular acento, al bullicio que se formó alrededor del Quiosco en la Victoria.

El jurado no lo ha tenido nada fácil este año para tomar una decisión, pues los participantes competían con el reconocimiento de Shane Connolly, así como con el reto de integrar sostenibilidad, belleza y calidad técnica en sus propuestas. Durante la entrega de premios, la organización del festival reconoció que al principio, cuando presentaron la propuesta del Festival, los percibieron como unos locos, por lo que, cinco años y una pandemia después, la buena acogida de Flora en Córdoba es todo un logro. 

El certamen se ha ganado un lugar importante en el corazón de la ciudad y parece que este año, que en palabras de la directora de Flora, María Van den Eynde, «marcará un antes y un después», la organización ha querido volcarse en respuesta. Prueba de ello son las actividades paralelas de esta edición, más numerosas que en años anteriores y con gran participación, en las que los floristas locales han tenido una participación especial. 

Julius Vaernes, tras conocer el fallo. MANUEL MURILLO

Cuenta María Van den Eyde que arrancar de nuevo este festival tras un año de parón por la pandemia ha supuesto «un esfuerzo brutal» porque ha sido «como empezar de cero», aunque la gran acogida de público que recibieron las instalaciones desde primeras horas de la mañana de ayer viernes, supuso una sensación reconfortante en la organización.

Una edición para el público

«Teníamos que impregnarnos más en la ciudad, implicar a mayor número de colectivos y ciudadanos», comentaba la directora del certamen floral a este diario. Un discurso que conecta con las palabras que dedicaron desde la organización al público presente en la entrega de premios. «Nos gustaría que los visitantes emplearan una vista adicional a las instalaciones, para que se pregunten su porqué». Objetivo logrado. Si algo logra despertar cada año esta cita, es la curiosidad del visitante.

Flora sigue su curso hasta el día 21, cuando la guerrilla floral, iniciativa de las floristas de Flor Motion, clausure el festival a partir de las flores sobrantes de las instalaciones. Antes, el 20 de octubre, el performer, productor y DJ Hombre Bosque, junto al performer Carlos Carvento y el coro Ziryab, demostrará en el Alcázar el carácter ecléctico de este festival ya imprescindible. 

42

Flora vuelve a Córdoba en una jornada de colas y belleza A.J.González