La concejal del grupo municipal socialista Alicia Moya ha advertido hoy del rechazo del PSOE a la privatización del servicio de porteros en los colegios públicos de la capital que está ultimando el gobierno municipal. En estos momentos, hay 17 colegios públicos donde estas plazas están sin cubrir, “lo que significa que cientos de escolares y de familias que apuestan por la enseñanza pública en nuestra ciudad no cuentan con este servicio”, ha señalado en rueda de prensa la edil socialista. Moya ha asegurado que el problema de la falta de efectivos para cubrir estas funciones nació en el mandato de José Antonio Nieto, cuando “no constituyó bolsa de empleo para este puesto, dificultando la sustitución y cobertura de estos empleos públicos y generando poco a poco el problema actual”.

 

Intención manifiesta de privatizar

El propio delegado de Recursos Humanos, Bernardo Jordano, reconoció en el último Pleno que su intención, con el visto bueno del alcalde, es privatizar este servicio público, pues “sin ningún pudor reconoció que técnicos de educación y de contratación estaban delimitando funciones y cuantificando el servicio con el objeto de elaborar unos pliegos para su privatización, que estaría siempre ceñida a las labores de vigilancia”, ha señalado. Moya ha afeado que “hablaba de la oportunidad para solucionar un problema, sin contar con los afectados por el problema” y que “si escucharan, como hacemos nosotros constantemente, entenderían que no es esta la solución que esperan”. En esta línea, ha señalado que las asociaciones de madres y padres, directores y directoras de colegios y el propio colectivo de porteros trasladan su rechazo a esta medida.

“El problema real es que el Partido Popular siempre apunta en la misma dirección, esa oportunidad la encuentran siempre en privatizar y, de paso, en menoscabar la calidad de enseñanza pública en favor de la privada”, ha abundado.

La propuesta socialista

 La concejal del PSOE ha puesto sobre la mesa la postura de los socialistas para solucionar este problema, que “pasa obviamente, por evitar el camino corto, fácil pero devastador de la privatización y afrontar el problema de cara y apostando por el empleo público”, con la actualización del reglamento actual y la convocatoria urgente de las plazas. En las ofertas públicas de empleo de 2018 y de 2019 se ofertaron hasta 19 plazas de porteros, “que si hubieran tenido interés político hubieran convocado”, ha subrayado.

Para concluir, Moya ha aseverado que la falta de interés por solucionar la carencia de porteros desde lo público es una evidencia más del abandono del gobierno del PP de los colegios públicos y su desgana por atender a la educación pública. “Ni se gastan el dinero que tienen para su mantenimiento presupuestado por distritos, ni vigilan que unas obras de climatización se realicen adecuadamente, ni avanzan en la continuación de estas obras en el resto de colegios, que tampoco están entre sus prioridades como ha quedado más que demostrado”, ha concluido.