El Ayuntamiento de Córdoba prevé que las obras del centro de exposiciones, ferias y convenciones concluirán en febrero, después de haber tenido que hacer una ampliación del proyecto, y no en el mes de agosto como se había barajado. El alcalde, José María Bellido, y el teniente de alcalde de Urbanismo, Salvador Fuentes, han dado esta nueva fecha en el pleno celebrado en la capital cordobesa, a preguntas del concejal socialista José Antonio Romero que había expresado su preocupación por el retraso que acumula la obra, al tiempo que ha reclamado la activación del plan de captación de ferias, congresos y eventos.

El equipo de gobierno ha explicado, además, el motivo que ha provocado este último retraso en el proyecto: la escasez de materiales de construcción con motivo de la pandemia. En concreto, según ha explicado Fuentes, la obra --que lleva a cabo la empresa San José-- tuvo que pararse por la carencia de hierro en los mercados internacionales y en la acumulación del stockaje por parte de China. Asimismo, el alcalde ha responsable de Urbanismo ha reconocido que ha habido también problemas con las certificaciones que han ido dando los facultativos y que había que ajustar con la empresa.

"Hemos tenido la suerte o el pliego estaba lo suficientemente bien hecho para contar con una constructora que lo esta haciendo fantásticamente bien, porque si hubiésemos tenido otra empresa este problema con el suministro de materiales no es que se hubiera visto reflejado en una ampliación del proyecto, sino que directamente podríamos haber visto cómo se paraba el proyecto", dijo el alcalde.

Por su parte, Fuentes sostuvo que la idea es tener a disposición de la ciudad el centro de convenciones en febrero del 2022 y destacó también la gran labor de la constructora, de los técnicos de la GMU y de los autores del proyecto para llegar a esta solución --que ha contado con todos los informes favorables-- "porque no ha sido fácil". Asimismo agradeció a la Diputación de Córdoba que también diera el visto bueno a la ampliación.

En todo caso, el edil del PP ha dicho que aunque los ritmos de obra "van muy bien" no quiere lanzar las campanas al vuelo por su vuelve a ocurrir cualquier otra eventualidad.