CCOO ha iniciado este martes una campaña de movilizaciones para exigir a la patronal el desbloqueo del Convenio Colectivo Marco Estatal de Servicios de Atención a las Personas Dependientes y Desarrollo de la Promoción de la Autonomía Personal, más conocido como convenio de la Dependencia. La primera concentración se ha realizado este martes, en el caso de Córdoba, frente a la sede de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), encabezada por los sindicatos de Sanidad y Sectores Sociosanitarios y Del Hábitat (antiguo Construcción y Servicios) que volverán a concentrarse el próximo día 28, en dicha ocasión, frente a la Delegación Territorial de Igualdad y Políticas Sociales.

El sindicato recuerda que el último convenio se firmó en 2018, tras 42 meses de negociación y con una vigencia desde el 1 de enero de 2015 al 31 de diciembre de 2018. En octubre de 2018 se constituyó la comisión negociadora para iniciar la negociación del nuevo convenio colectivo pero, tras 13 reuniones, la negociación se estancó en octubre de 2019 porque la patronal se negaba a aceptar las propuestas de incremento salarial planteada por la parte sindical.

Para CCOO, la financiación pública es un factor esencial para poder dignificar el sector de la dependencia, pilar esencial del bienestar social. Desde el Gobierno Central se dotó de un incremento presupuestario para el año 2021 de unos 600 millones, y aunque desde CCOO se valora como un avance, resulta insuficiente, por lo que se sigue reivindicando desde el sindicato que el incremento necesario es de unos 6.000 millones de euros para poder dar un desarrollo adecuado a la Ley de la Dependencia.

 A nivel de la Junta de Andalucía, en el sector de la ayuda a domicilio se ha incrementado la financiación pasando de los 13 €/hora a los 14,6 €/hora, pero este incremento global presupuestario a muy pocos profesionales del Servicio de Ayuda a Domicilio se les ha visto reflejado en sus nóminas desde su aprobación en marzo de 2021, como así lo aseguraba la Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, debido en muchos casos a las trabas burocráticas y administrativas o a las limitaciones que reflejan los pliegos de cláusulas administrativas en las licitaciones de la contratación del servicio de ayuda a domicilio prestado por los ayuntamientos de la provincia.

Por ello, tanto el Sindicato Del Hábitat como el de Sanidad y Sectores Sociosanitarios insisten en que es necesario que este incremento presupuestario no revierta solo en las empresas, debe dignificarse el sector de la Dependencia, y se tienen que visualizar las mejoras laborales y económicas en las nóminas de las trabajadoras y trabajadores del sector y en mejoras asistenciales y de prestaciones de las personas dependientes.

La secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, ha manifestado que “las actuales condiciones laborales y salariales del sector son indignas, y con la pandemia se ha puesto de manifiesto las carencias y necesidades reales de las personas mayores en las residencias y en la atención de la ayuda a domicilio”. Además, continua exponiendo, “muchas de las y los profesionales han de medicarse por las lesiones musculoesqueléticas que sufren, la sobrecarga de trabajo continua es inadmisible, ratios de profesionales irreales, los salarios se han quedado bajos y desfasados, los contratos son precarios y en su mayoría de carácter temporal y parcial, incluso en algunos casos llegan a realizarse contratos a jornada partida de 4 horas diarias de media”.