El rey Felipe VI presidirá este lunes en Córdoba la inauguración oficial del curso académico 2021-2022 en las universidades españolas. El acto será, además, una previa de lujo en los preparativos del 50 aniversario de la Universidad de Córdoba,, que en octubre del 2022 cumplirá su medio siglo de vida y lo irá celebrando con un extenso programa de actividades, pues también se conmemorarán los 175 años de Veterinaria y el 50 aniversario de Filosofía y Letras, Medicina y Ciencias. Precisamente esta última facultad es la responsable de la conferencia inaugural del curso, que impartirá la profesora y científica María Teresa Roldán Arjona. 

Esta será la segunda ocasión en la que la Casa Real inaugura el curso universitario en la capital cordobesa. Hace 25 años lo hicieron los entonces reyes Juan Carlos y doña Sofía, un 24 de septiembre de 1997. Ahora, con un escenario muy distinto no solo en lo que a la monarquía se refiere, Felipe VI presidirá este mismo acto junto al rector y presidente de la CRUE, José Carlos Gómez Villamandos, que llevaba trabajando meses para que la Casa Real confirmara su presencia en este acto. 

Felipe VI regresa a la ciudad después de su última visita hace poco más de un año: el 29 de junio del 2020. En plena pandemia, y acompañado de la reina Letizia, el monarca visitó Córdoba en una gira que lo llevó antes a Sevilla para conocer la situación de los empresarios andaluces y trasladarles el apoyo de la Corona ante los esfuerzos realizados para superar la crisis del coronavirus. En Córdoba visitaron los patios del Alcázar Viejo, un guiño evidente al sector turístico. En su recorrido estuvieron rodeados de decenas de cordobeses que se acercaron a verlos.

Príncipes. En el estreno de la visita nocturna a la Mezquita. A.JL. GONZÁLEZ

Tampoco fue aquella la primera vez que el Rey de España visitaba la ciudad, y mucho menos siendo Príncipe de Asturias, ya que en esa condición se prodigó en múltiples ocasiones. El 15 de mayo de 1997, acompañado por el entonces también heredero de Marruecos, Sidi Mohamed, paseó por la Mezquita, aunque fue a los dos años, en 1999, cuando volvió a Córdoba en la considerada como su primera visita oficial: la inauguración de la biblioteca del campus universitario de Rabanales.

El 15 de junio del 2000, el motivo del viaje fue la clausura de la novena Asamblea de la Alianza de Agencias de Noticias del Mediterráneo (AMAN), y un año después regresó para disfrutar, en una visita privada, de la exposición El esplendor de los Omeyas, en Medina Azahara, que habían inaugurado sus padres en mayo. 

La primera vez que llegó a Córdoba ya casado con Letizia fue en 2005, con motivo de la inauguración del gasoducto de Enagás Huelva--Sevilla--Córdoba--Madrid y la estación de compresión de Villafranca.

Premios. Los monarcas, en la entrega de las medallas de Bellas Artes. A.J. GONZÁLEZ

También hubo ocasión de ver a Felipe de Borbón en la reunión que organizó en la capital cordobesa el entonces ministro de Exterior, Miguel Ángel Moratinos, con los directores de los institutos Cervantes que hay repartidos por el mundo. Aquel año, 2007, hizo doblete, ya que también acudió acompañado de Letizia a la inauguración del nuevo Rectorado de la Universidad de Córdoba.

Tres años después, en octubre del 2010, la pareja apadrinó la presentación de la visita nocturna de la Mezquita-Catedral, El alma de Córdoba. Después de aquella visita, los príncipes regresaron a la provincia hasta en dos ocasiones: en 2011, para inaugurar el curso de Formación Profesional en el IES Ángel Saavedra y visitar de nuevo la Fundación Gala; y en 2013, a los premios anuales otorgados por el Ministerio de Cultura. 

Hubo que esperar a febrero del 2019 para que Felipe regresara a la ciudad, junto a Letizia, ya como Rey de España. Esta vez los monarcas acudieron a la entrega de medallas de Bellas Artes organizada en Córdoba. Meses después, en septiembre, Felipe VI dio una sorpresa a los vecinos de San Hipólito, en una escapada privada, en la que comió en el restaurante Pataya. Hoy, de nuevo, vuelve a la ciudad para un acto institucional.