El grupo municipal de Vox ha denunciado posibles irregularidades en los contratos que se firmaron para celebrar el evento Kitchen, una cita gastronómica que el Ayuntamiento de Córdoba programó dentro de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de este año.

Según ha explicado la portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Paula Badanelli, su partido ya ha solicitado apoyo al resto de concejales de la corporación para poder pedir al secretario general del Instituto Municipal de Turismo (Imtur) un informe que arroje luz sobre estas contrataciones.

Badanelli ha concretado que el evento costó alrededor de 35.000 euros, pero ha asegurado que en lugar de sacarse un solo contrato "se fraccionó" en varios, lo que supondría no tener que sacar la actividad a oferta pública. Se hizo, ha asegurado, "en infinidad de contratos menores" algo, ha lamentado, "a lo que nos tiene acostumbrados el Imtur".

Entre las distintas facturas de las que ha hablado Badanelli se encuentra una bajo el concepto de viajes, por valor de 1.100 euros; otra por "seguro multiasistencia en viajes", de 1.000 euros u otra de alojamiento, por 2.200.

La portavoz de Vox en Capitulares ha nombrado también una factura por valor de 1.045 euros en concepto de traslados urbanos de los participantes. Ese viaje a Madrid, ha manifestado Badanelli, "lo pagan los cordobeses con sus impuestos".

Badanelli ha añadido otra serie de contratos más, como el relacionado con la comunicación del evento. En este sentido, ha apuntado a una factura de 3.180 euros por "una convocatoria de prensa"; otra de 3.200 por "llevar la comunicación y las redes sociales", y otra de 1.500 por concepto de fotografía.

Para la portavoz municipal de Vox, "el fraccionamiento es claro y meridiano" teniendo en cuenta, ha opinado, que "conceptos únicos se han fraccionado". Vox intentará pedir explicaciones sobre el trabajo realizado, "la necesidad de externalizar" o cómo se ha ajustado esa labor al precio del mercado.

A todo ello ha agregado todavía más facturas, como el almuerzo de los participantes, donde se recoge que costó 1.430 euros más IVA y se pagó la materia prima aparte, según Vox, que costó 1.468 euros más.

Tanto IU como Podemos han confirmado que apoyarán la petición del informe del secretario del Imtur.