Turismo

Protectoras de animales plantean sustituir los coches de caballos por calesas eléctricas en Córdoba

Varias asociaciones han presentado un documento al Ayuntamiento en el que afirman que "en pleno siglo XXI, las calesas ya no son un reclamo turístico"

Coches de caballos junto al Templo Romano.

Coches de caballos junto al Templo Romano. / SÁNCHEZ MORENO

Diario CÓRDOBA

Representantes de la Asociación de Juristas de Córdoba por la Defensa Animal y el Medio Ambiente (Damac Juristas), Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Córdoba (Fapac), Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal de Córdoba (Cacma) y Empatiza Córdoba han presentado en sendas reuniones con los distintos grupos políticos del Ayuntamiento de Córdoba una propuesta pionera para la ciudad que consiste en la sustitución de las calesas de tracción animal por calesas eléctricas.

Según han destacado desde las entidades, "un calendario progresivo sería el comienzo para llevar a cabo esta transición donde resaltan las ventajas de convertir a Córdoba en una ciudad sostenible", a la vez que "se eliminarían los costes de mantenimiento de los animales tales, como comida, gastos veterinarios, cuadras, herrajes y sus respectivas horas de cuidado del animal".

"Tampoco -han agregado- habría otros gastos de mantenimiento como los podría tener un vehículo de combustión, tales como aceites, filtros o correas". Del mismo modo, defienden que "se ahorraría en la limpieza de las calles, pues las heces de los caballos pueden resultar insalubres, así como olores derivados del animal como sudores u orina".

Para la financiación al menos parcial de este proyecto, las asociaciones creen que "podrían solicitarse los Fondos Europeos de Desarrollo Sostenible", todo ello para "hacer un servicio atractivo para turistas y cocheros o caleseros", de forma que "el sector vea cómo sus ingresos lejos de disminuir, como ha estado ocurriendo durante la pandemia, teniendo que mantener a los animales sin la existencia de ingreso alguno, vaya en aumento mediante la explotación de un vehículo ecológico, sostenible y subvencionado por la administración".

Además, han asegurado que "en pleno siglo XXI, las calesas ya no son un reclamo turístico, sino que constituyen la base de la mayoría de los vídeos que se graban de caballos sufriendo en verano por las altísimas temperaturas que hay que soportar", a lo que han añadido que "Córdoba cuenta con valores de respeto y convivencia con los animales que de cara al turismo es un atractivo más".

Por otra parte, han aseverado que "la campaña de concienciación de la Junta de Andalucía: No es sólo comida y agua debe ir acorde con los tiempos", entre otros aspectos que resaltan, como modificar la ordenanza municipal de Control Animal, que data del año 1993 y la ordenanza reguladora del transporte de viajeros en coches de caballos en la ciudad, del año 2008.