El Consejo de Distrito de Villarrubia ha vuelto a reclamar a Adif que, dentro del plan estratégico de la empresa, «cumpla lo acordado con esta barriada de Córdoba» y dé una solución definitiva al paso subterráneo actual, con lo que podría ser la construcción de un paso elevado con acceso al mismo por medio de ascensores que atraviese las vías de la estación de Villarrubia. Detalla en un comunicado que el paso se realizaría a través de una pasarela cerrada para facilitar la movilidad de las personas, «convirtiéndolo en una alternativa de uso al paso subterráneo por el que actualmente transitan coches y motos, además de las personas, y que es en sí una barrera arquitectónica que impide la movilidad de muchos vecinos entre las zonas Norte y Sur de Villarrubia». Además, reclaman una vez más la instalación de pantallas para la reducción del impacto acústico por el paso de los trenes por la barriada, que aumentó con la implantación de la línea de alta velocidad Córdoba-Málaga.

El Consejo de Distrito, que ya obtuvo el acuerdo de la junta municipal en el 2010 para negociar con Adif estas actuaciones, se ha dirigido por carta a la presidenta de la empresa, Isabel Pardo de Vera, detallan en su nota de prensa, donde les plantean que el Plan Estratégico de la empresa contempla que de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia para España, 6.200 millones, se destinarán a inversión en el ferrocarril y, en concreto, a Adif y Adif- AV (alta velocidad), y que las inversiones de dicho plan se organizan en torno a cuatro ejes, entre los que figuran la cohesión social y territorial, la movilidad y conectividad, la diversidad, igualdad y acción social. Consideran, por tanto, que la demanda de Villarrubia entra dentro de esos desafíos, a los que piden que se dé respuesta.

Asimismo, critican al Ayuntamiento por su inactividad tras más de una década y advierten de que «los vecinos de Villarrubia no pueden esperar más». Así, «mientras la credibilidad de los gobernantes se resquebraja», recalcan, el movimiento ciudadano de la barriada no descarta movilizarse «de forma inminente».