Las obras de mejora del acerado y del entorno de la carretera de Las Ermitas, que ha realizado el Área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, han concluido tras dos meses de trabajos y un presupuesto de 114.000 euros. El alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el teniente de alcalde Infraestructuras, David Dorado, han visitado a primera hora de la mañana de este miércoles la segunda fase de estas actuaciones, que estaba pendiente y que afecta directamente al acceso al colegio La Salle.

En esta segunda fase, se ha remodelado el acerado con un bordillo de granito rosa y se ha colocado adoquín alternando tres tipos de hormigón, también de tonalidad rosa. Se han instalado nueve luminarias de tipo LED y se han plantado 17 árboles en una actuación que ha cubierto una longitud de 500 metros.

El teniente de alcalde de Infraestructuras, David Dorado, ha calificado de "intransitable" como estaba el acerado de esta vía antes de la actuación y ha recordado que es el acceso a un colegio y una calle con mucho tráfico.  Dorado ha afirmado que desde el Gobierno municipal, de PP y Cs, se está cumpliendo con el "compromiso" de continuar con las obras que no se acometieron en el mandato anterior, "sea en el barrio que sea" y ha explicado que el gobierno anterior, del PSOE e IU, "guardó en un cajón esta obra y decidió no atender las demandas de los vecinos de esta zona, supongo que porque sus resultados electorales en esta zona no son los que a ellos les conviene y deciden dejar de servir a los ciudadanos que no les han votado". 

Por su parte, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha afirmado que "me alegro mucho" de ver culminada esta obra, por la comunidad escolar, ya que el estado del acerado provocaba "inseguridad a los escolares" para llegar al colegio La Salle. Ha recordado que cuando él estaba en la oposición  "vine un par de veces a reclamar que se arreglara este acerado porque no es solo una mejora sino que afecta a una comunidad educativa importante, el colegio La Salle, que por muchos años se vieron inseguros por el estado del acerado" y ha apuntado que "cuando el colegio vuelva a abrir en septiembre ya lo van a ver arreglado". Bellido, también, ha asegurado que esta intervención era "una reivindicación histórica de los vecinos de la zona" y ha apuntado que en la ciudad a lo largo de este verano se están llevando a cabo un "ramillete de actuaciones", dentro de distintos planes municipales.