Un problema con la red de saneamiento en varios puntos del tramo que está siendo ejecutado en las obras del eje Realejo-San Lorenzo ha provocado un retraso en los trabajos comenzados durante el pasado 3 de mayo, según ha explicado a este periódico el delegado de Infraestructuras en el Ayuntamiento de Córdoba, David Dorado.

Durante el transcurso de las actuaciones, la empresa ejecutora detectó varias tuberías en mal estado, por lo que tuvo que esperar a que las comunidades de vecinos aprobaran las intervenciones y realizaran los arreglos correspondientes para solventar este problema. Hace unas semanas, los técnicos de Emacsa, la empresa municipal de aguas, tuvieron que intervenir también en la calle Santa María de Gracia por la rotura de una tubería que provocó la inundación de la vía. Por estos motivos, la empresa solicitó al Ayuntamiento que los plazos para la finalización de las obras se extendieran hasta el próximo mes de octubre.

La asociación vecinal San Lorenzo Existe denunció el domingo el retraso en las actuaciones, además de la "inseguridad" de las obras, y reclamó la agilización de las mismas. Con las nuevas tuberías instaladas y los impedimentos ya superados, David Dorado ha asegurado que los trabajos continúan con total normalidad. Los trabajadores se encuentran actualmente pavimentando la calle Santa María de Gracia -entre la plaza del Realejo y San Lorenzo- y, a pesar de los cuatro meses fijados para su desarrollo, las obras tendrán que retrasarse un mes por los problemas mencionados.