El consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha anunciado este martes que la exigencia del certificado covid para acceder al interior de los locales de ocio nocturno necesita el aval del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, por lo que, pese a lo comunicado el lunes, no entrará en vigor el próximo jueves y habrá que esperar a conocer la referida decisión judicial.

En concreto, la Junta de Andalucía había informado de que, a propuesta del comité regional de alto impacto en salud pública, ha decidido limitar el acceso público al interior de los locales de ocio nocturno solo para aquellas personas que acrediten el certificado covid digital de la UE en vigor o una prueba de diagnóstico negativa (test de antígenos o PCR).

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Córdoba (Hostecor), Francisco de la Torre, ha aclarado este martes que, en cualquier caso, el derecho de admisión no les permite requerir a los clientes tal certificado para posibilitar su acceso a los establecimientos y ha recordado que en Canarias la medida ya ha sido tumbada por la Justicia.

En esta línea, ha asegurado que "no tenemos información ni formación" y ha matizado que los pubs y las discotecas están cerrados desde hace 17 meses en Córdoba, mientras que confía en que la medida no afecte a los bares con música, que están abiertos hasta las 2.00 horas.

En estos locales, según ha detallado el presidente de la patronal, está permitido el acceso de menores de 16 años en adelante, por lo que "se plantea la duda de qué hacer en estos casos si aún no están vacunados" y, por ejemplo, acuden con sus familias. 

De la Torre ha reivindicado que, en caso de que los bares con música sean obligados a pedir a sus clientes el certificado covid, se elimine la limitación de horario y de aforo, y se les permita usar las barras. Además, ha insistido en que, dado que pubs y discotecas están cerrados en Córdoba, "el ocio nocturno y la hostelería no son el problema. Sin ocio nocturno el índice (de contagios) ha seguido subiendo, el problema está en las fiestas privadas y los botellones, por lo que hay que dejar de machacar al sector hostelero", ha demandado el presidente de la patronal.