Para muchas personas con mascota la época de vacaciones implica buscarles un lugar de acogida donde la cuiden como nosotros haríamos durante ese tiempo en el que se vamos a estar fuera.

En la provincia de Córdoba, según datos del Colegio Oficial de Veterinarios, hay 397.487 perros censados y 14.378 gatos, las dos especies más habituales de animales de compañía. La residencia canina tradicionalmente ha sido la alternativa para estas circunstancias. En la capital hay varias entre las que destacan Cansport en la Carretera del Aeropuerto, la residencia canina Séneca en la antigua Carretera de Madrid o el centro canino Dingo, en Cuevas Bajas. En este último, Sergio Carranza, su propietario, explica que en temporada alta puede llegar a acoger en sus instalaciones hasta 70 perros, si bien "yo me dedico a su cuidado durante todo el año, es mi profesión". En esta época admite que para poder atenderlos de manera adecuada contrata a una persona. Como en todo, el tema de la pandemia se dejó notar de manera especial también en este sector durante el verano pasado, "la gente no viajaba y no tenían necesidad de dejar a sus perros al cuidado", recuerda. En esta residencia, que es una casa de campo acondicionada, hay dispuestos distintos recintos "dependiendo de la manada o el comportamiento" para evitar conflictos entre estos huéspedes de cuatro patas. "Ahora mismo tengo 65 conviviendo juntos y cinco separados porque son agresivos". Por lo demás, los cuidados que se les procura son los que cualquier dueño les daría, "comidas, salidas, ejercicio y juegos". Sergio también es adiestrador y está acostumbrado a detectar comportamientos comprometidos en canes por lo que "por ahora todo el mundo contento", reconoce con humor.

Pero más allá de las residencias, también ha surgido como alternativa los cuidadores perrunos. En Gudog, plataforma en la que se pone en contacto a éstos con dueños de perros que requieren sus servicios, se ofrecen hasta cuarenta y cinco cuidadores en nuestra provincia. Loreto es una de las más valoradas. Tal y como explica, "tengo 29 años, soy psicóloga y trabajo en un colegio. Vivo con mi pareja en un piso justo en frente de un gran parque y siempre he convivido con perros en casa. Actualmente tenemos un dálmata de 6 años, Kero, y disfrutamos mucho de él y con él. Empezamos a cuidar a perros de amigos ya que nuestro perro es muy sociable y nos acabó encantando la experiencia". Javier es otro cuidador muy valorado en la plataforma. Este joven de 24 años estudia Ciencias Ambientales en la Universidad de Córdoba. "Desde muy pequeñito he estado rodeado de animales de todas clases, pero especialmente de perritos. Me encanta pasar tiempo con ellos y cuidarlos lo mejor posible. Hace unos dos años decidí empezar a cuidar perritos de otras personas, y hasta el momento me ha ido genial, y estoy muy contento con poder cuidar de muchos perritos". Sabiendo de la importancia de estos animales para sus dueños, Javier se mantiene en continuo contacto con ellos "para su tranquilidad, pasándoles fotos, vídeos y todo lo que ellos deseen". Como en todos los casos, residencias o cuidadores, el boca a boca y las referencias de los dueños satisfechos (o no) son las mejores credenciales de presentación para dejar en el mejor lugar vacacional a nuestras mascotas.