Ley de Patrimonio Histórico

El PP muestra un rotundo rechazo a la modificación de la Ley de Patrimonio Histórico

Adolfo Suárez Iliana ha sumado su apoyo desde Córdoba argumentando que esta ley debe estar exenta de todo sectarismo

El PP defiende la gestión del Patrimonio Histórico desde la ciudad y no desde Madrid

El PP defiende la gestión del Patrimonio Histórico desde la ciudad y no desde Madrid / AJ GONZÁLEZ

El Partido Popular ha mostrado este martes su rotundo rechazo a la modificación de la Ley de Patrimonio Histórico Español y lo hacía sumando el apoyo de representantes populares del Congreso de los Diputados, del Parlamento andaluz, con el secretario general regional, el presidente provincial y y del alcalde de Córdoba.

Junto a la Mezquita Catedral el secretario general de PP de Andalucía, Toni Martín, apuntaba que "hoy aquí tenemos un ejemplo más de ese maltrato que viene practicando el presidente Pedro Sánchez con nuestra Comunidad Autónoma y me refiero a la modificación de la Ley del Patrimonio Histórico Español que no es sino una alteración de aquellos aspectos que funcionaban bien y que a partir de ahora van a funcionar mal. Unos cambios que solo traen la creación de nuevos organismos, nuevos cargos, duplicidades y, en definitiva, una invasión intolerable de las competencias autonómicas y municipales". 

Por su parte el presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina, resumía su intervención señalando que "el Partido Popular se une a las alegaciones que ha hecho el Ayuntamiento de Córdoba, la Junta de Andalucía y las ciudades Patrimonio de la Humanidad porque no podemos consentir que nuestro Patrimonio, que es también nuestra riqueza, se maneje desde despachos que no estén en Córdoba o en Andalucía".

El PP cierra filas contra la modificación de la Ley de Patrimonio Histórico Español.

El PP cierra filas contra la modificación de la Ley de Patrimonio Histórico Español. / AJ GONZÁLEZ

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, agradecía el respaldo de miembros nacionales y regionales de su partido "a una reclamación de justicia porque nuestro Patrimonio se tiene que seguir gestionando desde Córdoba y que no se dirija la mitad de esta ciudad con un mando a distancia desde Madrid». En este sentido recordaba que "los cordobeses llevamos toda la vida gestionando con éxito nuestro patrimonio, no solo lo hemos conservado sino que hemos aumentado el número de bienes que son patrimonio de la Humanidad”. A su juicio, una vez que se ha cambiado al ministro de Cultura se debería retirar ese anteproyecto de Ley, “no tiene sentido mantenerlo y más aún cuando se puede ver que esto no es una reclamación partidista sino que estamos viendo cómo se suman alcaldes de todos los colores políticos, también socialistas, todos nos hemos puesto de acuerdo en una cosa y es que este anteproyecto de ley no nos sirve”. Entre los motivos Bellido destacaba que “no solo pone en entredicho la propia soberanía de los cordobeses para gestionar nuestra ciudad sino que puede ser un elemento muy contraproducente para la vida de los miles de vecinos que viven en el casco histórico". Como ejemplos citaba el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba señalando que “si ahora queremos cambiarlo para que en esta parte de la ciudad también puedan instalarse placas solares que rebajen la factura de la luz, esa que tiene disparada el gobierno de Pedro Sánchez, con esta ley tendríamos que superar muchos más trámites burocráticos para poder hacerlo” o el tema de las pequeñas reformas en viviendas de la zona histórica, “ya habíamos avanzado con la Junta de Andalucía que con una Declaración responsable los interesados podrían hacerlo pero con esta ley se pone en entredicho porque si se entiende que el bien patrimonial es todo el casco histórico en su conjunto y no los bienes declarados individualmente se podría paralizar toda esa concesión de licencias para pequeñas reformas”. 

El diputado nacional Adolfo Suárez Iliana afirmaba que “si hay alguna ley que deba estar exenta de todo tipo de sectarismo, partidismo o incluso ideología es una ley como ésta que se refiere al Patrimonio Histórico de todo los españoles y de toda la humanidad en definitiva”.

Estos bienes no deben  ser tratados  "de esta forma" porque específicamente en Córdoba no afectan a un monumento aislado en un sitio determinado "sino que afecta a grandes áreas de las ciudades o a ciudades completas y a la vida de sus ciudadanos”. Según Suárez, para que una ley sea eficaz y duradera debe contar con el mayor número de instituciones y de ciudadanos implicados en ella.

El diputado nacional Adolfo Suárez ha sumando su apoyo hoy en Córdoba

El diputado nacional Adolfo Suárez ha sumando su apoyo hoy en Córdoba / AJ GONZÁLEZ

Por último ha subrayado que el Patrimonio Histórico debe ser una fuente de prosperidad compartida para todos, de crecimiento económico, “solo así conseguiremos que todos los ciudadanos se sientan comprometidos con la conservación del patrimonio y su mejora” a lo que señalaba que "hay leyes que deben nacer ya con el consenso hecho porque si no, acaba habiendo debates y enfrentamientos muy difíciles de superar".