CRÓNICA POLÍTICA DE LA SEMANA

Juegos, obras y puertas

Les proponemos un reto: gastar 5.000 millones de pesetas en cinco meses | El Supremo obliga a reponer la celosía de la Mezquita en medio del debate de la ley de Patrimonio

Salvador Fuentes ayuda en las labores de rehabilitación de la Puerta del Puente.

Salvador Fuentes ayuda en las labores de rehabilitación de la Puerta del Puente. / A.J.GONZÁLEZ

Irina Marzo

Irina Marzo

¿En qué gastaría usted si pudiese 31,4 millones de euros o lo que es lo mismo 5.000 millones de pesetas? Le hago el cambio por si se pierde con los euros como a mi me ocurre en cifras superiores a las de jugar a las casitas, o sea, más allá de lo que cuesta una semana enChipiona o un piso en el Hipercor. El juego, no se lo he dicho, es más emocionante aún porque hay que gastarse el dinero en solo 5 meses y en cosas buenas para Córdoba y los cordobeses, incluidos los de la periferia, a los que no solo podemos recordar en campaña electoral.

Ese es el reto que tienen los concejales con mando en plaza de aquí a finales de año: emplear los ahorros de presupuestos anteriores en una ciudad que, desde luego, da no pocas pistas de sus posibles usos (un poner: un ascensor o una solución para Pepe Báez, el vecino de la Fuensanta que vive confinado en un cuarto piso y todos los pepes que vivan en las mismas condiciones en el siglo XXI en Córdoba). Al tiempo, deben seguir ejecutando el presupuesto del año en curso (342 millones de euros más) y del que de momento solo han gastado el 29%, según cálculos de la portavoz del PSOE, Isabel Ambrosio. ¡A gastar se ha dicho!

Dirá usted, con razón, que no entiende cómo teniendo tanto dinero, la administración no es capaz de gastarlo, pero es que la dificultad al parecer es máxima, como de doble salto mortal con tirabuzón, y encima a los ayuntamientos siempre les falta personal (ahora es cuando dice usted, también con razón, pues que contraten a gente y tal). El arte de la gestión no solo consiste en redistribuir las partidas de un año a otro en un ejercicio de ilusión trilera, de ingeniera contable que ni Houdini sería capaz de rastrear, sino en ejecutar (redactar proyectos, sacar pliegos a licitación, adjudicar concursos, repartir ayudas, crear nuevas líneas de subvención, terminar obras, agilizar la administración...), una asignatura que se le resiste a todas las Corporaciones municipales, incluida la actual.

Sobre el empleo público, un paréntesis, que bien podría sonar como un ¡aleluya! Después de meses de bloqueo judicial, el Ayuntamiento puede sacar las 168 plazas de la oferta de empleo público del 2020, que se sumarán a las 37 que oferta Sadeco y 6 más, que buenas son, de Cecosam.

A otra cosa. El alcalde, José María Bellido, ha iniciado esta semana una ruta por obras que están en marcha (una veintena este verano) y repartidas por toda la ciudad para demostrar que el movimiento se demuestra andando y cómo no, en un vídeo de Instagram. Acompañado por el responsable de Infraestructuras, David Dorado, --al que invitó a churros como pudimos ver en el reel que el regidor publicó en sus redes sociales, cosas de la nueva política--, ha visitado estos días tajos en la Huerta de la Reina y el Sector Sur.

Por cierto que no es el único guiño-guiño que el gobierno local ha hecho al distrito Sur esta semana, ya que ha anunciado para la zona nuevos equipamientos infantiles y deportivos; un impulso a la Normal (fechas de apertura no, no se emocionen) y hasta ha habido una reunión con los vecinos. Espoleados por las concentraciones de los lunes frente al Pabellón de la Juventud, en las que les exigen el cumplimiento de promesas pleistocenas, Bellido, Salvador Fuentes y Manuel Torrejimeno se sentaron el viernes con los representantes vecinales para rendir cuentas de los proyectos y hablar de plazos. Está por ver si el encuentro ha servido o no para desactivar las protestas.

En obras también está la Puerta del Puente, donde van a emplear una técnica innovadora consistente en aplicar un gel con bacterias que aceleran el proceso de cristalización de la piedra, que tiene humedadporcapilaridadmurprotec. La obra se inicia en pleno debate de la futura ley de Patrimonio, que ha levantado más ampollas que las sesiones de piscina en el Fontanar a las que nos sometían a los niños de los 80.

Coincidencia, también, que esta semana el Supremo haya dictaminado que otra puerta, la celosía de Rafael de la Hoz, nunca debió retirarse de la Mezquita-Catedral para dejar pasar a las hermandades y obliga al Cabildo a reponerla, si es que eso es posible ya. El alcalde se ha ofrecido a mediar entre el demandante y la propiedad a sabiendas de que habrá que negociar; el portavoz de IU, Pedro García, ha aprovechado para cargar contra su excompañera de filas, Rosa Aguilar; y el Cabildo, para recordar que siempre actuó según «la legalidad», aunque ahora sea la justicia quien mande dar marcha atrás. La de juego que puede dar también una puerta.