Tras el repunte económico y la bajada reciente del paro en Córdoba, son muchos los cordobeses que han vuelto a encontrar trabajo. CÓRDOBA habla con algunos de ellos

Ricardo Pérez | Admisión en un hospital

Del sector turístico a la enseñanza y a la sanidad

Ricardo Pérez tiene 44 años y se ha reinventado unas cuantas veces ya. Empezó en el sector del turismo como recepcionista en varios hoteles hasta que decidió emprender y se centró en la gestión de varias viviendas turísticas. Poco antes de que la pandemia cerrara las fronteras, los aeropuertos y el flujo de visitantes a Córdoba, Ricardo quiso dar un giro a su carrera y empezó a buscar trabajo como profesor de inglés, aprovechando su formación académica y acabó trabajando en una academia. «Con el confinamiento, estuve teletrabajando dando clases online, pero mis alumnos eran niños pequeñitos y el grupo acabó disolviéndose», explica. Poco después, hizo una sustitución covid de Lengua e Inglés en un colegio y a final de octubre del año pasado lo llamaron para trabajar en el departamento de admisión de ingresos en el hospital Cruz Roja. «De momento, no es indefinido, pero es un trabajo a jornada completa, hay muy buen ambiente y estoy muy contento». 

Ricardo Pérez.

Ricardo Pérez. CÓRDOBA

Cristina y Julián | Supermercado y frío

Dos jóvenes psicólogos que buscan salidas en otros puestos

Cristina Espejo y Julián Moreno son una pareja de jóvenes graduados en Psicología que tan tenido que dejar a un lado sus aspiraciones profesionales para garantizar su emancipación. Cristina acabó la carrera en 2017. «El máster habilitante es muy caro en la privada e innaccesible en la Universidad pública, entre 6.00 y 10.000 euros», explica, «estoy preparándome el PIR para trabajar en un hospital como psicóloga clínica mientras trabajo en un supermercado, donde me contrataron hace seis meses». Julián, interesado en la psicología del deporte, estaba en un bar de camarero cuando empezó la pandemia y pasó un año en Erte. En abril, empezó a trabajar en una empresa de aires acondicionados con un contrato por obra de jornada completa y está muy contento. No descarta volver a lo suyo, ni tampoco seguir como técnico. «Estaba haciendo un máster online, pero ya se verá, lo que quiero es seguir trabajando y para los psicólogos hay muy pocas salidas laborales». 

Cristina y Julián.

Cristina y Julián. CÓRDOBA