La asociación de Empresarios e de la Construcción e Infraestructuras de Córdoba (Construcor) advierte en un comunicado "del enorme impacto de las subidas de precios de las materias primas en el sector, lo que está provocando serios problemas para la actividad de las empresas". 

Esta subida de precios, "desorbitada" según las organizaciones sectoriales nacional y andaluza -CNC y FADECO- "se debe a la situación de desabastecimiento de materias primas y el enorme incremento de sus costes", explica Construcor, que añade que "lo que conduce a dificultades en los posibles problemas en el cumplimiento de las obligaciones contractuales, públicas y privadas, y puede llevar a la subida de los precios finales, especialmente en la vivienda nueva".

Desde hace meses

La "fortísima subida" se viene produciendo desde hace unos meses, y se ha agudizado en la primavera del presente año, señala Construcor, motivada por diversos factores, siendo los más destacados, un incremento ya acelerado en el exterior, el aumento de la demanda tras la desescalada de la pandemia y la falta de stocks, además del encarecimiento de los costes de transporte y de la multitud de productos que dependen del precio del petróleo, asimismo al alza.

El resultado, dice la patronal de la construcción, es una subida generalizada de los precios, en proporciones desconocidas en los últimos tiempos, en la mayoría de las materias primas, desde el cobre (30 % en 2021 y en doce meses casi se ha duplicado), pasando por la madera o el aluminio, hasta el betún asfáltico o el acero, el cual lo ha hecho en un 50 % en lo que va de año.

Actualización de precios

En este sentido, Construcor se suma a la petición de actualizar los precios de los contratos públicos, ya que toman como base proyectos y precios redactados con arreglo a un banco de precios del año 2017, que también se utiliza en el ámbito privado, sin actualizar y absolutamente desfasado. 

Esto provoca que los retrasos en los proceso de licitación, adjudicación y formalización de los contratos, desajusten fuertemente los precios respecto a los reales de mercado, provocando un desequilibrio económico contrario a uno de los principios básicos de la contratación pública.

Así, Construcor advierte que el sector se encuentra actualmente en una posición de desventaja en todo el proceso constructivo y edificatorio (ante las Administraciones Públicas, los proveedores, los promotores, las entidades financieras y los compradores), que dificulta enormemente su condición como clave para la recuperación económica.